FACUA demanda a Wall Street Institute que asuma los cierres de sus trece franquicias en Cataluña

La Federación ha puesto a disposición de los alumnos afectados una dirección de correo-e para ofrecerles información.

Ante el cierre de trece franquicias de la firma Wall Street Institute en Cataluña, la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) demanda a la empresa matriz que ofrezca soluciones a los alrededor de 4.000 alumnos afectados garantizándoles la continuidad de sus clases en los términos contratados o devolviéndoles las cantidades abonadas. Con éstos son ya cerca de un centenar los centros propios y franquiciados de Wall Street Institute que han cerrado en España desde el año pasado.

FACUA ha habilitado una dirección de correo-e, wallstreet@facua.org, a la que los afectados por los cierres en cualquier lugar de España pueden dirigirse para recibir información sobre sus derechos. La Federación está estudiando las acciones que llevará a cabo en defensa de los derechos de los alumnos frente a las academias y las entidades financieras en los casos en que existan créditos para el pago de los cursos paralizados.

La Federación espera que Wall Street Institute garantice los derechos de los alumnos de sus academias y que la situación actual no acabe convirtiéndose en otro caso Opening.

Wall Street Institute cuenta con más de un centenar de centros en toda España, la mayoría de los cuáles tienen el régimen de franquicia. A los cierres de centros propios provocados por la reestructuración de la empresa ante la crisis que padece hay que sumar la clausura desde el año pasado de más de 80 franquicias. En muchos casos, los alumnos se han quedado en la calle sin que Wall Street Institute les ofrezca ninguna solución tras el cierre de las franquicias, como ha ocurrido con las recientes clausuras de los establecimientos de Marbella, en Málaga, y los de Ourense, Santiago, Ferrol y Pontevedra, en Galicia, todos ellos propiedad del mismo franquiciado, o de la localidad sevillana de Dos Hermanas, donde el centro clausurado es propiedad directa de la firma.

Wall Street Institute fue vendida a mediados de 2002 por la multinacional estadounidense Sylvan a Ricardo D. Arévalo. Sylvan había adquirido la compañía en diciembre de 1996 a Luiggi Peccenini, Antón Duñó y otros accionistas minoritarios.

Ya somos 203.664