Sanidad ordena la retirada de once fármacos clandestinos para la disfunción eréctil

Pueden provocar distintos daños a la salud. Se venden en herbolarios y páginas web.

Tras las denuncias planteadas desde la Guardia Civil, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ha ordenado la retirada del mercado de once productos vendidos en herbolarios o a través de internet que incluían de forma ilegal sustancias que actúan sobre la disfunción eréctil.

Los citados productos son Revit Up, Amorex Café de Hierbas, Natural Vital, Natural Power, Maxidus, Arize, Viaplus, Durafit, Erectra, Vigorima y Durazest, y todos ellos se presentan en cápsulas salvo Amorex, que se vende en sobres.

Los once fármacos clandestinos contienen entre sus ingredientes diferentes principios farmacológicamente activos, como tadalafilo (Cialis, en su nombre comercial) y su derivado nortadalafino, o sildenafilo (conocido como Viagra) y sus derivado, como el hidroxihomotiosildenafilo (tiohidroxihomosildenafilo), el homotiosildenafilo (tiohomosildenafilo) y el homosildenafilo.

Estos principios activos, que no están declarados en el etiquetado, actúan mediante la inhibición selectiva de la fosfodiesterasa 5 (PDE5). Su presencia les confiere la condición legal de medicamentos, según lo establecido en el artículo 8 de la Ley 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios.

Además, presentan numerosas interacciones con otros medicamentos. También pueden aparecer reacciones adversas de diversa gravedad como las cardiovasculares, ya que su consumo se ha asociado a infarto agudo de miocardio, angina inestable, arritmia ventricular, palpitaciones, taquicardias, accidente cerebrovascular, incluso muerte súbita cardiaca. No obstante, estas reacciones se han presentado en mayor medida en pacientes con antecedentes de factores de riesgo cardiovascular.

También pueden originarse cefaleas, mareos, dispepsia, dolor abdominal, congestión nasal, mialgias, dolor de espalda, reacciones de hipersensibilidad como urticaria, erupciones exantemáticas, erupciones cutáneas y/o dermatitis, alteraciones oculares y visuales, etcétera.

La AEMPS tuvo conocimiento de su comercialización a través de diversas denuncias procedentes del Seprona de la Guardia Civil, y por el momento no se tiene constancia de que se distribuyeran en el canal farmacéutico, sino en herbolarios y a través de Internet.

Ya somos 188.933