El Gobierno argentino denuncia a Repsol por posible pacto de precios

Se han detectado diferencias de hasta un 30% entre el precio de venta a granel y en el surtidor, lo que genera una situación de desigualdad.

El Gobierno argentino ha denunciado a YPF y a las petroleras Esso, Petrobras, Shell y Oil Combustibles por un posible pacto de precios de los carburantes que podría haber procurado a estas empresas una ganancia de 3.500 millones de pesos argentinos (640 millones de euros) anuales.

En rueda de prensa ofrecida en el Ministerio argentino de Economía, el vicepresidente del Ejecutivo, Amado Boudou, y el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, indicaron además que el posible cártel afecta a los precios de venta del gasóleo para el transporte de carga y pasajeros, según el diario La Jornada.

También durante la conferencia, el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, señaló que la denuncia del Gobierno se refiere a un caso de "abuso de posición dominante" y que el sobreprecio aplicado por la petrolera podría rondar el 8,4% del precio final.

"Queremos que la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia investigue en profundidad diferencias de precios entre la provisión de gasóil a granel y el de surtidor", afirmó De Vido en el inicio de la conferencia.

"Se han detectado diferencias de hasta un 30% entre el precio de venta a granel y en el surtidor, lo que genera una situación de desigualdad. Esta diferencia provoca una grave situación distorsiva que afecta directamente el transporte de cargas y pasajeros", continuó.

"Queremos que se descarte o confirme si hubo abuso de posición dominante, cartelización u otro comportamiento irregular, que se establezca quiénes son los responsables y se les aplique las sanciones correspondientes", añadió.

De Vido precisó que la iniciativa del Gobierno responde a una denuncia planteada por ocho cámaras de transporte ante la Secretaría de Transporte. El gasóil para las actividades en las que se investiga el cártel está subvencionado por el Gobierno.

Diálogo con repsol

De Vido indicó además que las conversaciones con la filial de Repsol, YPF, sobre este asunto no serán problemáticas. "Necesitamos resolver este tema rápidamente. En el caso de Repsol, en aras del orgullo que sentimos los argentinos por esa marca precursora y pionera del desarrollo del país, sabemos que nos vamos a encontrar con un rápido diálogo", afirmó.

"En el caso de Shell, apelamos a autoridades regionales o mundiales porque Aranguren (Juan José, presidente de Shell Argentina) ha sido un sistemático opositor a todas las políticas del Gobierno", advirtió.

Ya somos 190.564