La CE expedienta a las empresas francesas de gestión de aguas por posible pacto de precios

El caso se inició en abril de 2010 al efectuarse inspecciones por sorpresa en las instalaciones de varias de las empresas sospechosas.

La Comisión Europea ha abierto este miércoles una investigación formal contra las compañías francesas SAUR, Suez Environnement/Lyonnaise des Eaux y Veolia con el objetivo de determinar si éstas, coordinadas por la Federación Profesional de Empresas de Aguas, han pactado los precios para los usuarios en el mercado galo del agua.

De confirmarse este pacto, Bruselas impondrá a las compañías una fuerte multa. La apertura del procedimiento significa que el Ejecutivo comunitario tratará este asunto de forma prioritaria, pero no prejuzga las conclusiones de la investigación.

"La Comisión examinará si las empresas en cuestión han coordinado su comportamiento en los mercados de los servicios del agua y de las aguas residuales en Francia, en particular por lo que se refiere al precio facturado al consumidor final", según ha explicado en un comunicado.

No existen plazos legales para concluir las investigaciones en materia de cárteles y abusos de posición dominante. Su duración depende de diversos elementos, como la complejidad del caso, el grado de cooperación de las compañías y el ejercicio del derecho de defensa.

El caso se inició en abril de 2010, cuando los funcionarios de la Comisión efectuaron inspecciones por sorpresa en las instalaciones de varias de las empresas sospechosas.

Posteriormente, Bruselas impuso a Suez Environnement y a su filial, Lyonnaise des Eaux, una multa de 8 millones de euros por romper un precinto durante esta redada.

Ya somos 190.622