FACUA Granada recomienda a los usuarios afectados por el corte de Jazztel que reclamen indemnizaciones a la compañía

La empresa está obligada a indemnizar a los usuarios dependiendo de los productos contratados con la empresa y la duración de la incidencia.

FACUA Granada recomienda a los usuarios afectados por el corte de Jazztel del pasado lunes que reclamen indemnizaciones a la compañía.

La asociación advierte que la legislación actual establece que los usuarios afectados deben de ser indemnizados por un importe equivalente a la parte proporcional de la cuota mensual de los servicios afectados, o de los consumos realizados en el mes anterior.

Asimismo, FACUA Granada recuerda que la empresa está obligada a abonar directamente estos importes cuando la cuantía de la indemnización supere un euro. La caída generalizada de las líneas de Jazztel en la provincia tuvo lugar a las 15:30 horas del 30 de enero y persistió hasta cerca de las 22:00 horas.

Las líneas telefónicas de los afectados quedaron cortadas sin poder realizar ninguna llamada. Tampoco fue posible poder conectar a Internet durante las casi siete horas que duró la avería.

Cuando los clientes trataban de ponerse en contacto con los servicios de atención al cliente (desde móviles y otros teléfonos) la única respuesta que  recibían era la confirmación de  la existencia de una avería generalizada, sin que la empresa ofreciese previsión alguna de su resolución y no se les ofrecía ninguna alternativa para poder seguir operando con normalidad.

Esta situación también fue reconocida por la propia compañía en su perfil de Twitter aunque sin aportar más información que su voluntad de resolver la incidencia a la mayor brevedad posible. Considerando el grave perjuicio que un corte de servicio de tan larga duración provoca a los consumidores, FACUA Granada recomienda a todos los clientes afectados por el corte que reclamen ante la compañía por las molestias ocasionadas.

La asociación considera que el importe de esta indemnización es ridículo y por eso recomienda a los consumidores que no se limiten a  reclamar estas cantidades, sino que también reclamen todos aquellos gastos y daños que puedan demostrar de forma fehaciente.

Entre estos gastos se incluyen conceptos  tales como las llamadas a los servicios de atención al cliente efectuadas desde móviles, o los accesos a internet móvil que hayan tenido que hacer  por no poder disponer de los servicios contratados con normalidad. Tales reclamaciones deben dirigirse directamente contra la compañía y preferentemente por escrito al objeto de poder conservar prueba de su reclamación.

Por otro parte, desde FACUA Granada se insta a Jazztel que proceda de forma inmediata a mejorar las infraestructuras a través de las que presta servicio en Granada y su provincia al objeto de mejorar la calidad del mismo, garantizar la velocidad real y las condiciones de servicio contratadas con los usuarios y, especialmente, evitar que puedan producirse nuevas incidencias que perjudiquen a los clientes de la compañía como la que nos ocupa.