Las asociaciones de consumidores andaluzas reivindican mayor control del mercado para frenar los abusos

Al-Andalus, FACUA Andalucía y UCA-UCE defienden que los recortes sociales y la desregulación no nos sacarán de la crisis.

Los representantes de las organizaciones sociales firmantes del Manifiesto Compromiso Social para el Progreso de Andalucía, cuya comisión permanente –integrada por UGT-A, CCOO-A, CAVA, CEPES-A, Al-Andalus, FACUA Andalucía y UCA-UCE– se ha reunido este miércoles para abordar tres grandes cuestiones: dar continuidad al desarrollo de los objetivos planteados con la firma del Manifiesto, analizar el nuevo escenario político y evaluar las decisiones tomadas por el nuevo Gobierno del PP e impulsar una campaña ciudadana en defensa de los derechos sociales y los servicios públicos.

Estos grandes temas se están trabajando actualmente mediante la elaboración de varios documentos que abordan diferentes frentes que van desde el apoyo al sistema público sanitario a la política de vivienda, pasando por la educación pública, la cobertura a los desempleados, las ayudas a la dependencia, la cooperación internacional o las políticas de género.

En este sentido, las organizaciones sociales andaluzas han reivindicado una democracia más participativa en la que las Administraciones apuesten por el diálogo y el consenso con las entidades ciudadanas como medidas para averiguar las fórmulas que permitan salir de esta crisis.

Los representantes de las organizaciones sociales han evaluado las políticas de recortes que hasta el momento se están desarrollando en una línea de duros ajustes económicos que convierte en sufridores de la crisis a aquellos que no la provocaron, que están incrementando el desempleo de una manera imparable y que son un fracaso tal y como se constata con otros países de nuestro entorno como Grecia.

A la creciente desprotección de los consumidores, como demuestran los últimos abusos y fraudes del sector bancario, se une el recorte en prestaciones y derechos sociales básicos como la sanidad la educación o el acceso a la vivienda.

Al-Andalus, FACUA Andalucía y UCA-UCE consideran necesario abordar de inmediato la desregulación y el descontrol de los mercados, apostando por un modelo productivo, sostenible y socialmente responsable que genere empleo y no lo precarice y por eso han pedido a las Administraciones que las políticas públicas no le hagan el juego a los especuladores y se centren en generar empleo y en proteger a los más débiles.

Ya somos 188.921