Una nueva sentencia ratifica la legalidad de vender cartuchos para la Nintendo DS

El juez no reconoce delitos contra la propiedad intelectual ni la industrial.

La Audiencia Provincial de Oviedo ha desestimado el recurso presentado por Nintendo contra el propietario de la empresa Alechip, Alejandro Fernández Gutiérrez, por vender cartuchos que permiten jugar con videojuegos descargados de Internet en la consola Nintendo DS.

En 2009 la aduana retuvo, a petición de la compañía japonesa, una partida de cartuchos para la Nintendo DS importados por Alechip. Estos dispositivos se utilizan en consolas compradas en España para cargar videojuegos importados o descargados por Internet.

El juzgado número 1 de Avilés ya absolvió a Fernández en primera instancia. El juez no consideró suficientemente explicado por parte de la compañía japonesa Nintendo el mecanismo por el cual la consola reconoce un cartucho como “legal”. La empresa nipona persigue esta actividad en todo el mundo.  

Además, el juez descartó que se cometiera un delito contra la propiedad intelectual al carecer las consolas de software y, por tanto, no disponen de contenidos protegidos por la propiedad intelectual. También se desestimó el caso de propiedad industrial argumentando que la clavija para los cartuchos no es ilícito y que el vendido por Alechip era distinto a los comercializados por Nintendo.

La Audiencia Provincial de Oviedo ratifica la primera sentencia absolutoria, sin entrar al fondo de la misma, al considerar que no existen argumentos jurídicos suficientes para un nuevo proceso. 

Ya somos 188.765