Comienzan las votaciones en FACUA.org/lapeorempresa

Las nominadas a La Peor Empresa del Año son Bankia, CAM, Movistar, Vodafone y Ryanair

Los consumidores podrán votar hasta el 15 de marzo a su 'favorita' y también a las nominadas a El Peor Anuncio y La Peor Peor Práctica Empresarial.

Las nominadas a La Peor Empresa del Año son Bankia, CAM, Movistar, Vodafone y Ryanair. Este martes 6 de marzo se ha abierto el plazo para las votaciones, que se prolongará hasta el 15 de marzo, Día Mundial de los Derechos de los Consumidores.

FACUA-Consumidores en Acción organiza por tercer año estos premios, con tres categorías: La Peor Empresa, La Peor Práctica Empresarial y El Peor Anuncio de los últimos doce meses.

Los consumidores pueden votar a sus favoritos en la página web FACUA.org/lapeorempresa.

Tres de las nominadas a La Peor Empresa del Año repiten: Ryanair, Vodafone y la que fue elegida por los consumidores en las dos primeras ediciones, Movistar.

En la categoría de La Peor Práctica Empresarial del Año han sido nominadas la negativa a facilitar teléfonos de atención al cliente gratuitos, el reparto de bonus a directivos de bancos rescatados, el desahucio de afectados por el impago de hipotecas, el cierre repentino de compañías aéreas con el abandono de viajeros y el fraude de las participaciones preferentes.

Los cinco nominados a El Peor Anuncio del Año son la campaña de Activia de Danone, AppleCare Protection Plan de Apple, la tarifa de supuesta Tranquilidad de Endesa, la publicidad comparativa de Metro de Madrid y la pseudoasamblea de Movistar.

Desde el 7 de febrero, los consumidores han podido plantear sus propuestas de nominaciones a través de la citada web. En la categoría principal, La Peor Empresa del Año, han sugerido decenas de firmas por haber desarrollado las actuaciones más irresponsables, abusivas o fraudulentas para enriquecerse a costa de vulnerar los derechos de los consumidores.

Hay cinco nominados por cada categoría, seleccionados por FACUA tras analizar las propuestas planteadas por los consumidores y sus departamentos de Comunicación, Técnico-Jurídico y Análisis y Control de la Publicidad, Productos y Servicios.

Elige a La Peor Empresa del Año entre las cinco nominadas

Bankia. Tras haber recibido una inyección de dinero público de 4.465 millones de euros, a los directivos de Bankia no se les ocurrió otra cosa que imponer una comisión de dos euros al mes a los clientes que no superasen los 2.000 euros de saldo en sus cuentas. Además es uno de los bancos que mantiene congelada la inversión de los afectados por participaciones preferentes. De premio, el sueldo de su presidente, Rodrigo Rato, fue de 2,3 millones en 2011.

CAM. Antes de ser intervenida con el dinero de todos y su absorción por el Sabadell en lo que fue el mayor rescate bancario en la historia de España, cinco altos ejecutivos de la CAM se aseguraron un retiro dorado con prejubilaciones de 12,8 millones de euros en total. Era la recompensa por haber dejado un agujero de 5.000 millones en sus cuentas, lo que obligó a una inversión pública de 2.800 millones y a una línea de liquidez por otros 3.000.

Movistar. ¿No hay dos sin tres? La dos veces ganadora del premio a La Peor Empresa del Año vuelve a estar nominada. El gigante español de las telecomunicaciones no corrige su prepotencia y continúa lanzando ofertas engañosas con precios desproporcionados, además de mantener un servicio de no atención al cliente que es la envidia de muchos bancos.

Vodafone. Es la primera compañía de telecomunicaciones... en denuncias de los usuarios. La multinacional británica ha sido nominada por tercera vez ya que insiste en maltratar a sus clientes con altas en servicios no solicitados o muy distintos a como fueron ofertados, además de todo tipo de trabas a quienes piden la baja intentando liberarse de sus tarifas excesivas o su mala atención.

Ryanair. La aerolínea líder en denuncias ha intentado silenciar a FACUA pidiendo a un juez que le prohíba decir que comete "fraudes millonarios", "toma el pelo" y "se burla" de los usuarios. Repite nominación por tercer año ya que en lugar de dejar de anunciar precios que no existen y de desatender las reclamaciones de los pasajeros, la empresa actúa bajo su propia ley y sigue inventado nuevas formas de aumentar sus ingresos al margen de la legalidad.

Ya somos 188.900