Detenidos por vender en Internet potenciadores sexuales falsos

Fabricados por ellos mismos carecían de control médico y sanitario.

Ocho personas han sido detenidas por agentes de la Policía Nacional acusadas de vender a través de Internet potenciadores sexuales ilegales que fabricaban ellos mismos sin ningún control médico ni sanitario y distribuían internacionalmente mediante varias páginas web.

La organización creó un entramado mercantil para justificar los ingresos obtenidos mediante la venta de estos estimulantes -masculinos y femeninos- y adquirió varias propiedades en paraísos fiscales con las ganancias.

Además de los ocho detenidos en la denominada Operación Elevador han sido incautadas 110.000 dosis de supuestos medicamentos y anabolizantes, bloqueadas numerosas cuentas bancarias e incautados bienes inmuebles y vehículos por valor de 3,5 millones de euros.

Para la elaboración de sus productos, los detenidos adquirían las sustancias necesarias en el extranjero, fundamentalmente en Estados Unidos, Malasia, Reino Unido o Tailandia, y recibían el producto a través de distintas empresas de paquetería, para lo que variaban tanto las personas como los lugares de recogida.

El almacenaje se realizaba en tres locales-almacén que han sido desmantelados ubicados en las localidades malagueñas de Torremolinos y Coín, donde ellos mismos fabricaban y preparaban los productos. La distribución, centralizada en España, se realizaba siguiendo unas pautas establecidas: como la venta a través de distintas páginas web y utilizando distribuidores o proveedores en otros países, que también vendían los productos prohibidos a través de sus propias web.

Alto nivel de vida vendiendo estimulantes

Sus actividades y los beneficios obtenidos eran enmascarados mediante empresas mercantiles, buscando dar una apariencia de legalidad a las actividades ilegales. Para sus actividades desarrollaban una 'política empresarial' muy agresiva con una clara intencionalidad de expansión.

Todos los integrantes contaban con un alto nivel de vida y adquirieron numerosos inmuebles, vehículos de alta gama y propiedades en el extranjero, algunas en paraísos fiscales como Panamá, para dificultar cualquier tipo de seguimiento patrimonial.

Merced a la actividad desarrollada por los detenidos, obtenían un ingente beneficio, justificado y ocultado en la actividad comercial de distintas sociedades creadas ex profeso con este fin. Para todo esto se contaba con asesoramiento y participación tanto en España como en el exterior, aparte de poseer algunos de ellos un gran conocimiento mercantil-financiero.

Entre los efectos intervenidos destacan 110.000 dosis de sustancias anabolizantes, productos medicamentosos prohibidos y fármacos ilegales utilizados principalmente como potenciadores, cuyo valor en el mercado supera el millón de euros.

Además se han localizado innumerables paquetes con cartonaje de los distintos productos, etiquetas y prospectos para ser adheridos a envases en blanco o kinegramas. Se han bloqueado numerosas cuentas bancarias e incautados bienes inmuebles y cuatro vehículos por valor de 3,5 millones de euros.

La operación ha sido realizada por agentes del Grupo I de la Sección de Consumo, Medio Ambiente y Dopaje, adscrito a la UDEV Central de la Comisaría General de Policía Judicial, y los Grupos I y III de la UDYCO Costa del Sol.

Ya somos 188.874