La CE quiere que todos los Estados miembros introduzcan impuestos para reducir la generación de residuos

El 38% de los residuos urbanos que se generan en la UE acaba en un vertedero.

La Comisión Europea sopesa obligar a todos los Estados miembros a introducir impuestos sobre el vertido y la incineración de residuos o sistemas de pago por generación de residuos con el fin de fomentar el reciclaje.

El 38% de los residuos urbanos que se generan en la UE acaba en un vertedero, mientras que el 22% se incinera, el 25% se recicla y el 15% se destina al compostaje. En España sólo se recicla el 15% y el 18% se destina al compostaje, frente al 58% que se deposita en vertederos y el 9% que se incinera, según los datos de la oficina estadística Eurostat.

Los seis Estados miembros más avanzados en este ámbito -Bélgica, Dinamarca, Alemania, Austria, Suecia y los Países Bajos- descargan en vertederos menos del 3 por ciento de sus residuos municipales.

En opinión de Bruselas, ello se ha logrado gracias a una combinación de diversos instrumentos económicos: los impuestos y prohibiciones aplicados a la descarga en vertederos y la incineración, unidos a los programas de responsabilidad del productor y a los sistemas de pago por generación de residuos.

"Si la UE pretende cumplir los objetivos (*) -es decir, la total eliminación de la descarga en vertederos, el máximo aprovechamiento del reciclaje y la reutilización, y la limitación de la recuperación de energía a los residuos no reciclables- estos instrumentos económicos deberán generalizarse en todos los Estados miembros", ha dicho la Comisión en un comunicado.

Por ello, el Ejecutivo comunitario ha anunciado que en la revisión de los objetivos de la UE sobre residuos prevista para 2014 se analizará "la posibilidad de dotar a estos últimos de carácter jurídicamente vinculante, en determinados casos". La Comisión incluirá además entre los requisitos para obtener financiación de algunos fondos europeos una gestión de los residuos adecuada.

Las industrias de gestión y reciclado de residuos de la UE generaron en 2008 un volumen de negocios de 145.000 millones de euros, lo que representa unos 2 millones de empleos. El cumplimiento efectivo de la política sobre residuos de la Unión Europea podría crear unos 400.000 puestos de trabajo adicionales y un volumen de negocios suplementario de 42.000 millones de euros, según los cálculos de Bruselas.

Ya somos 190.563