Telefónica Movistar reconoce que anulará los números con tarjeta si permanecen un mes y medio sin saldo tras haberlo desmentido ayer

FACUA advierte que es la única compañía que aplica una medida de estas características.

Telefónica Movistar ha reconocido hoy a la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) anulará desde el 1 de abril los números de teléfono con el sistema de tarjeta de prepago si permanecen cuarenta y seis días sin saldo tras haber desmentido ayer esta información a la prensa. En una carta dirigida a FACUA, el operador indica que "efectivamente, a partir del 1 abril el usuario sin saldo tiene un plazo de 46 días para recargar o perder su número. Parece ser que ayer con las prisas, dicho aspecto no se transmitió correctamente a las agencias de prensa, por lo que ha aparecido mal. Se trata de un error de comunicación, sin intención de ocultar o tergiversar nada".

FACUA considera lamentable que la compañía ponga en marcha esta medida para obligar a elevar el consumo de un porcentaje de clientes que realiza pocas llamadas. Telefónica Movistar está remitiendo este mes un mensaje a sus clientes de tarjeta (Movistar Activa) con el siguiente texto: "Desde el 01/04/03 las recargas que realices tendrán una validez de 6 meses y si te quedas sin saldo dispondrás de 46 días para recargar tu tarjeta Activa".

FACUA ha realizado una encuesta entre los tres operadores de telefonía móvil por la que ha comprobado que Telefónica Movistar es el único que aplica la citada medida lesiva para los intereses de los usuarios.

En el caso de Amena, las recargas tienen una validez de doce meses sin obligación de realizar una nueva y pasado ese plazo, el cliente tiene otro mes para realizar otra recarga o pierde su número y el saldo que le quedase en la tarjeta. Durante el treceavo mes puede recibir llamadas pero no realizarlas hasta que realice la recarga. Cuando un móvil Amena se queda sin saldo pierde determinados servicios como el buzón de voz, la activación de desvíos o el aviso de llamadas.

Las recargas de Vodafone tienen un plazo de nueve meses. Tras ese periodo, el cliente tiene tres meses para hacer una recarga o pierde el saldo y su número. Durante esos tres meses puede recibir pero no realizar llamadas si no efectúa la recarga.

Hasta la fecha, las recargas de Telefónica Movistar tenían una validez de nueve meses pero a partir del 1 de abril se reducirán a seis. Si pasado ese plazo no se realiza una nueva recarga, el cliente tiene treinta días para hacerlo y recuperar el saldo que le quedaba y, a partir de entonces, otros dieciséis días para no perder su número.

Ya somos 198.088