Google, denunciada en EEUU por saltarse la configuración de privacidad de Safari

El buscador utilizaba un software para saltarse la configuración de privacidad de los usuarios del navegador de Apple, lo que le permitía monitorizar sus actividades y conseguir datos útiles para el envío de publicidad.

La compañía Google ha sido demandada en EEUU por violar la privacidad de varios usuarios del navegador web de Apple, Safari, después de que saltara la noticia del supuesto software utilizado por los de Mountain View que permite monitorizar las actividades de los usuarios.

La semana pasada, Google fue acusada de "espionaje" a usuarios de Safari. Según apuntaba el diario estadounidense The Wall Street Journal, Google utilizaba un software para saltarse la configuración de privacidad de los usuarios, lo que le permitía monitorizar sus actividades y así podrían conseguir datos útiles para el envío de publicidad.

Por su parte, Google aseguró que esta información no era del todo correcta, ya que ellos utilizaron una conocida funcionalidad de Safari pero siempre "con el consentimiento de los usuarios" y que las cookies "no recababan información personal".

Aún así, varios usuarios de Estados Unidos han decidido demandar al gigante de Internet por violar su privacidad, según recoge la agencia de noticias Bloomberg en su web.

"Las acciones intencionadas de Google han violado las leyes federales sobre informática", según ha asegurado uno de los abogados de los demandantes.

Por su parte, un portavoz de Google, Chris Gaither, aseguró a través de un correo electrónico que la compañía declinaba hacer comentarios al respecto de la demanda.

El código utilizado por Google fue descubierto por el investigador de Stanford Research Systems Jonathan Mayer, de forma independiente. Así, los de Mountain View y el resto de compañías de publicidad podrían realizar seguimientos sobre los hábitos de navegación web de los usuarios de Safari, tanto en ordenadores Mac como en iPhones e iPads, y enviarles publicidad.

Las empresas utilizaron, supuestamente, el código de programación especial, pese a que Safari, el navegador predeterminado en dispositivos de Apple, está diseñado para bloquear este tipo de rastreo por defecto.

Pero el rastreo en el navegador de Apple no ha sido el único. Esta semana, Microsoft ha acusado a Google de eludir la configuración de privacidad de los usuarios en Internet Explorer.

Los de Redmon aseguraron que Google estaba empleando "métodos similares" a los utilizados en Safari para sortear las protecciones de privacidad predeterminada en Internet Explorer, y "realizar un seguimiento de los usuarios de IE a través de las cookies".

Ya somos 188.863