Podrían vulnerar el derecho a la intimidad y la protección de datos

FACUA considera ineficaces y de dudosa legalidad las medidas propuestas por el Gobierno para fomentar el alquiler

La asociación se pregunta si los abusos cometidos por los arrendadores se tratarán de la misma manera que los cometidos por los inquilinos.

FACUA-Consumidores en Acción considera que las medidas planteadas en el Programa Nacional de Reformas de 2012 destinadas a fomentar el alquiler resultarían ineficaces.

FACUA muestra su preocupación con respecto a la idea de "crear un registro público de inquilinos infractores". En este sentido, la asociación se pregunta si los abusos cometidos por los arrendadores se tratarán de la misma manera que los cometidos por los inquilinos.

FACUA advierte que la creación de un registro público de inquilinos morosos podría vulnerar el derecho a la intimidad y la protección de datos. Las dudas que plantea esta iniciativa son, entre otras, qué entiende el Gobierno por abusos por parte de los inquilinos y quién determinará que se han cometido para su inclusión en el registro.

La asociación recuerda que ya en 2011 se reguló el desahucio exprés, que permite el desalojo de los inquilinos morosos en plazos más breves.

Por otra parte, FACUA también considera que "flexibilizar" la duración del contrato generaría una situación de desequilibrio entre arrendador e inquilino. Los arrendatarios podrían verse en una situación de desprotección al verse obligados a cambiar de domicilio continuamente o tener que asumir subidas abusivas en la renta del alquiler.

La asociación advierte que el problema del alquiler no se debe a la flexibilización de los contratos. FACUA defiende que la actual normativa es equilibrada en este sentido, ya que los contratos de alquiler están destinados a vivienda habitual y una duración menor o arbitraria de los mismos no garantizaría ningún tipo de estabilidad a los usuarios.

Asimismo, FACUA critica el punto donde se plantea "unificar y coordinar la diversidad de ayudas vigentes". La asociación entiende que esta propuesta parece una burla a los usuarios, cuando el Gobierno de Rajoy derogó en diciembre del año pasado la Renta Básica de Emancipación y prácticamente no existen ayudas al alquiler.