Francisco Sánchez Legrán, reelegido presidente de FACUA, señala la expansión y la movilización social como puntos claves de su futuro

El IV Congreso de la Federación reafirma su independencia frente a poderes públicos, políticos y económicos.

El IV Congreso de la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) ha reelegido a su presidente, Francisco Sánchez Legrán, para que continúe al frente de la organización los próximos tres años.

"Los hechos demuestran", ha dicho Sánchez Legrán, "que los consumidores organizados somos una fuerza imparable capaz de intervenir en el mercado y enfrentarnos con éxito a los fraudes o abusos que cometa cualquier empresa, incluida la gran banca [en alusión al caso Opening] o las multinacionales del sector de las telecomunicaciones. Por eso, además de avanzar en nuestra expansión territorial e incrementar nuestro número de afiliados, ha llegado el momento de apostar por la movilización social de los consumidores cada vez que un colectivo sea víctima de irregularidades y cumplir con nuestro papel de agente económico y social".

La nueva Junta Directiva de FACUA ha sido elegida por treinta y nueve votos a favor y una abstención y se amplía a veintidós miembros, nueve mujeres y trece hombres. Miguel Angel Santos Genero seguirá desempeñando el cargo de secretario general de la Federación, que continuará con José Carmona Sánchez, de Cádiz, como vicepresidente 1º, y Pedro Muñoz Ramón, de Jaén, como vicepresidente 2º.

Consolidada como una de las principales asociaciones de consumidores españolas y la más fuerte y representativa de Andalucía, FACUA se prepara para desarrollar un programa estratégico donde cobrarán especial protagonismo la expansión y las movilizaciones sociales, junto a su ineludible independencia frente a gobiernos, partidos políticos, administraciones públicas e intereses empresariales, que ha sido reafirmada en el Congreso.

El presidente de FACUA ha presentado un balance claramente positivo de los logros alcanzados desde el anterior Congreso, celebrado en 2000. Tres años en los que FACUA ha aumentado su protagonismo en la sociedad, sus niveles de concertación con los sectores empresariales para la resolución de conflictos, su papel de representante de los consumidores ante las administraciones públicas y ha dado repetidas muestras de su independencia frente a intereses políticos y económicos, lo que le ha llevado a ganarse la confianza de miles de consumidores.

En el terreno de la información a los consumidores, Sánchez Legrán ha destacado la puesta en marcha, a finales de 2001, de un vehículo de comunicación, el portal de Internet FACUA.org, que ha superado con creces sus expectativas iniciales y hoy aspira a convertirse en el lugar de referencia en materia de Consumo para los internautas españoles.

América Latina

El Congreso ha reafirmado su compromiso solidario en la defensa de los intereses de los consumidores de los países subdesarrollados y en vías de desarrollo, especialmente los latinoamericanos, que están sufriendo graves abusos por parte de multinacionales españolas y de otros países europeos.

"No estamos dispuestos a ser cómplices de esa nueva colonización", ha señalado el presidente de FACUA, "por lo que esos abusos van a tener una dura respuesta por nuestra parte porque es inaceptable que determinadas empresas cometan en América Latina las irregularidades que la legislación europea no les permite en sus países de origen".

La Federación pretende reforzar su colaboración con el movimiento de consumidores latinoamericano y actualmente mantiene convenios con organizaciones de Argentina, Chile, Costa Rica, Cuba, Guatemala, Nicaragua, Perú y Uruguay.

Quiebra del diálogo en Andalucía

La quiebra en el modelo de protección a los consumidores en Andalucía también se ha puesto de manifiesto en el Congreso. "Del diálogo y el consenso con las asociaciones de consumidores desde el respeto a su independencia que permitió situar a la comunidad autónoma a la vanguardia de las políticas de Consumo del país se ha pasado a un mayor intervencionismo y un interés de mediatización partidista para controlar al movimiento de consumidores por parte de la Dirección General de Consumo que creíamos olvidados", ha señalado Sánchez Legrán.

"La aprobación de un lamentable Plan Estratégico de Protección al Consumidor que no ha contado con las reivindicaciones de las asociaciones de consumidores, como también pretende hacerse con la futura Ley de Protección de los Consumidores y Usuarios de Andalucía, no podían tener otra respuesta que la que hemos dado desde FACUA, la ruptura del contrato-programa suscrito el PSOE de Andalucía para últimas Elecciones Autonómicas dados sus reiterados incumplimientos y ese cambio de rumbo en las políticas de Consumo".

Tras apostar por la necesaria unidad de acción del movimiento consumerista para hacer frente a los grandes problemas que padecen los consumidores, así como con otras organizaciones del ámbito social, sindical y empresarial cuando los objetivos a alcanzar sean los mismos, el presidente de FACUA ha anunciado que su organización pretende conseguir "el reconocimiento pleno como el agente económico y social que ya somos, como lo han asumido multitud de sectores empresariales y sociales, aunque desde ciertos ámbitos gubernamentales hay cierto temor por reconocerlo".

Al acto han acudido el presidente de ASGECO, la confederación de la que forma parte FACUA, junto a representantes del Consejo de los Consumidores y Usuarios de Andalucía, las federaciones de consumidores Al-Andalus y UCA-UCE, los sindicatos CC.OO. y UGT, las organizaciones agrarias COAG y UPA y los partidos políticos PP e IU-CA.

Ya somos 191.393