Resultado de las políticas de la burbuja inmobiliaria

"Los consumidores españoles pagaremos muy caro el rescate", alerta el presidente de FACUA

"Sufriremos más recortes de derechos y subidas de impuestos indirectos mientras los banqueros seguirán teniendo carta blanca para cometer más abusos", señala Sánchez Legrán

"Los consumidores españoles pagaremos muy caro el rescate", alerta el presidente de FACUA

"Los consumidores españoles pagaremos muy caro el rescate con más recortes de derechos y subidas de impuestos indirectos mientras los banqueros seguirán teniendo carta blanca para cometer más abusos", advierte el presidente de FACUA-Consumidores en Acción, Paco Sánchez Legrán.

"Ahora, más que nunca, España será gobernada desde el extranjero sin que los españoles sean consultados sobre las decisiones ni se les cuente la verdad al respecto", señala Sánchez Legrán. "Lo harán quienes manejan los hilos desde el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Central Europeo (BCE) y la Comisión Europea".

La medida dista mucho de ser una buena noticia sino "el desastroso resultado de unas políticas gubernamentales que promovieron la gran estafa de la burbuja inmobiliaria y la larguísima cadena de fraudes llevados a cabo por el sector financiero", denuncia el presidente de FACUA.

"Para colmo", señala, "el dinero prestado irá a la deuda pública y sus intereses aumentarán en miles de millones el déficit anual, mientras que la banca no tendrá que asumir ni tan siquiera el compromiso de abrir el grifo del crédito, sino que más bien puede que a corto plazo puede que éste se cierre aún más".

Sánchez Legrán considera "vergonzante" que el Gobierno pretenda hacer creer a la opinión pública que no se ha producido un rescate sino una simple "línea de crédito", como la ha llamado Mariano Rajoy, cuando los hasta 100.000 millones de euros se prestan al Estado español, y no directamente a los bancos, a través de los fondos europeos de rescate.

"Será el Estado quien tenga que devolver el dinero con intereses, a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), sin garantía de que a su vez los bancos paguen lo que reciban. Bankia no lo ha hecho, el Estado se ha tragado su deuda convirtiéndola en acciones mediante su nacionalización, y para colmo prevé darle más mediante una enorme inyección de capital", recuerda el presidente de FACUA.

Ya somos 190.630