FACUA demanda servicios mínimos de las gasolineras durante el paro de mañana y espera que estas medidas de presión no continúen

La Federación comprende que las estaciones de servicio están protestando por una injusticia pero denuncia que la continuidad de este tipo de medidas de presión supondría utilizar a los consumidores como rehenes en un conflicto empresarial entre dos patronales, por lo que demanda a la CEES que plantee sus demandas a las autoridades de competencia.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA), pese a comprender las reivindicaciones de las gasolineras asociadas a la Confederación Española de Estaciones de Servicio (CEES), considera que el paro que se va a llevar a cabo mañana debe garantizar unos servicios mínimos para no desatender a los consumidores.

Pese a que el paro no va a ser secundado por todo el sector, puede haber determinadas zonas del país que sí se queden desabastecidas, al contar únicamente con gasolineras asociadas a la CEES.

La Federación comprende que las estaciones de servicio están protestando por una injusticia pero denuncia que la continuidad de este tipo de medidas de presión supondría utilizar a los consumidores como rehenes en un conflicto empresarial entre dos patronales, por lo que demanda a la CEES que plantee sus demandas a las autoridades de competencia.

FACUA considera conveniente que la patronal mantenga contacto con las organizaciones de consumidores para valorar la situación y tomar medidas de los aspectos en que coinciden. En este sentido, la Federación se ofrece a establecer reuniones con CEES en pro de los consumidores.

La CEES reivindica "un mercado de libre competencia que permita al propietario de la estación de servicio poder decidir su futuro sin tener que someterse a contratos de exclusividad nulos o hechos en fraude de ley con las petroleras". FACUA cree que esta nueva situación permitiría que los consumidores se vieran beneficiados de bajadas en los precios del petróleo de las gasolineras.

FACUA señala asimismo que la denuncia realizada por la CEES pone de manifiesto que los contratos de exclusividad que existen en la actualidad entre petroleras y gasolineras impiden la libre competencia del sector, redundando negativamente en los consumidores que ven como cada vez cuesta más llenar el depósito de sus coches. Denuncia que desde FACUA se considera debe ser investigada por los organismos competentes en la materia.

Ya somos 191.230