En la 'Operación Veranito'

Tres jóvenes imputados por estafar en alquileres de apartamentos del litoral

El modus operandi consistía en publicitar en distintas páginas web de alojamiento en localidades de la costa española a un precio muy competitivo.

El Grupo de Delitos Tecnológicos de la Jefatura Superior de Policía de Aragón ha identificado, dentro de la 'Operación Veranito', a tres jóvenes como presuntos autores de múltiples faltas de estafa realizadas al haberse constituido en supuestos agentes inmobiliarios y ofrecer alquileres de apartamentos a precios reducidos.

Los tres imputados por estos hechos son A.S.G. y J.B.H., ambos de 20 años, y J.C.S., de 21, según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Aragón.

Las investigaciones se iniciaron a comienzos del pasado verano tras la interposición de una denuncia en una Comisarías del Cuerpo Nacional de Policía de Zaragoza, en la que un ciudadano daba cuenta de la estafa de la que había sido víctima tras alquilar un apartamento en una conocida localidad turística del levante español.

El modus operandi consistía en publicitar en distintas páginas web, todas ellas muy conocidas y con amplio rango de usuarios, ofertas de alojamiento en localidades de la costa española a un precio muy competitivo.

La forma de contacto entre los estafadores y las víctimas se llevaba a cabo a través de correo electrónico y las formas de pago eran giros inmediatos de correo, por lo que una vez que la víctima efectuaba el pago, contactaba nuevamente con los estafadores para indicarles el número de seguimiento del giro impuesto, quienes, cuando poseían ese localizador, materializaban la estafa, siempre por cantidades económicas inferiores a 400 euros.

El Grupo de Delitos Tecnológicos ha detectado la existencia de multitud de denuncias interpuestas por distintos ciudadanos en comisarías del Cuerpo Nacional de Policía ubicadas en la geografía nacional.

No obstante, como las cantidades estafadas a cada persona en rara ocasión han superado los 250 ó 300 euros, la policía considera que hay una "amplia cifra" de afectados que no han denunciado los hechos "lo cual implicaría un enriquecimiento mucho mayor de los tres imputados en las investigaciones".

Por otro lado, como los afectados residen en distintas localidades de España, existe una pluralidad de órganos judiciales que incoan causas por hechos idénticos, causados por los mismos autores, circunstancia ésta que dificulta "enormemente" la investigación policial.

A esto se añade que puesto que las cantidades estafadas a cada víctima son de poca cuantía se sustancia en múltiples juicios de faltas, según la legislación existente.

Ya somos 190.669