Hipotecas

La ONU pone a España como ejemplo negativo en políticas de acceso a la vivienda

El informe anual de la relatora especial Raquel Rolnik pone de relieve las más de 350.000 hipotecas ejecutadas desde 2007 en todo el Estado.

La ONU pone a España como ejemplo negativo en políticas de acceso a la vivienda

FACUA-Consumidores en Acción informa de que las Naciones Unidas señalan a España como ejemplo negativo en materia de políticas de acceso a la residencia habitual.

El último informe anual de la relatora especial de la ONU sobre el derecho a la vivienda, Raquel Rolnik, pone de ejemplo las más de 350.000 ejecuciones hipotecarias efectuadas desde 2007 en todo el Estado español, y señala que sólo en 2011 tuvieron lugar aproximadamente 212 ejecuciones y 159 desalojos al día.

Para Rolnik, "el paradigma que consideraba la propiedad de la vivienda como la forma de tenencia más segura ha resultado ser falso, dado que uno de los principales resultados de las crisis recientes ha sido el aumento de las ejecuciones hipotecarias".

El análisis sitúa a España e Irlanda a la cabeza en cuanto al porcentaje de viviendas en propiedad, con el 83,2% y el 91,4%, respectivamente.

La relatora especial apunta a que "la financiación de la vivienda basada en el mercado ha fomentado la creación generalizada de burbujas en los precios inmobiliarios y una disminución de la asequibilidad, contribuyendo apenas a promover el acceso de los más pobres a viviendas adecuadas y asequibles".

Sólo por detrás de Sudáfrica e Irlanda en encarecimiento de la vivienda

El documento detalla que entre los años 1997 y 2004, los precios medios de la vivienda aumentaron un 149% en España, sólo por detrás de Sudáfrica (227%) e Irlanda (187%). Les siguen Reino Unido (139%), Australia (112%) y Estados Unidos (65%).

"A medida que iban subiendo los precios y los alquileres de las viviendas, sufragados con los excedentes financieros mundiales en lugar de los locales, fueron más las familias que tenían dificultades para acceder a viviendas adecuadas dentro del mercado", apostilla.

La relatora especial señala que "varios países", entre los que están España, Australia, los Estados Unidos, Irlanda y Suecia, experimentaron un "fuerte crecimiento" de la deuda hipotecaria en el último decenio antes de la crisis.

El informe detalla que "la discrepancia entre los niveles de ingreso y el alza vertiginosa de los precios y alquileres de las viviendas, combinada con el desempleo, se tradujo en un aumento del impago, las ejecuciones hipotecarias y el número de personas sin hogar".

Facilidad para ejecutar hipotecas, restricciones de las condiciones y desempleo

Estos incrementos en el número de desahucios "se vieron exacerbados por los ajustes jurídicos e institucionales destinados a facilitar las ejecuciones", expone el estudio, que señala al Banco Mundial por promoverlos como "imprescindibles para desarrollar el sistema de financiación de la vivienda".

Para la relatora especial, "la crisis ha afectado desproporcionadamente a los más pobres y vulnerables, que fueron los últimos en ingresar en los mercados hipotecarios y los primeros en sufrir las consecuencias de las crisis en razón de su escasa resiliencia a las conmociones económicas y su poca capacidad de pago".

En respuesta a esta situación, los gobiernos "han restringido las condiciones de las hipotecas, poniéndolas nuevamente fuera del alcance de los grupos de bajos ingresos", critica el análisis. "El resultado ha sido un aumento del número de personas sin hogar y del endeudamiento de las familias, así como el empeoramiento de las condiciones de la vivienda".

Rolnik alude a "investigaciones recientes" que indican que la mayor parte (el 70%) de los impagos registrados en España "guarda relación con la crisis del empleo" y que el 35% de las propiedades ejecutadas "pertenecen a migrantes".

Ya somos 188.765