23.285 euros

La Caja de Ahorros del Mediterráneo, condenada a devolver sus preferentes a una pensionista

La sentencia sostiene que el banco incluyó "cláusulas abusivas" y ofreció información "negligente" y "defectuosa" para la adquisición de productos financieros que vencían "el 31 de diciembre de 3000" y fueron emitidos "desde las Islas Caimán".

Un juzgado de Segorbe (Castellón) ha condenado a la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) a devolver los 23.285 euros que invirtió una pensionista en participaciones preferentes y cuotas participativas de la entidad en 2010.

Según informa CadenaSer.es, la sentencia decreta que existió "defectuosa información" proporcionada al cliente y "cláusulas abusivas" contenidas en el contrato que "viciaron la voluntad" de la mujer para conocer "el verdadero alcance" del negocio.

La juez considera que resulta "sorprendente y llamativo" que a la cliente "no le surgieran numerosas dudas" ni realizara pregunta alguna ante aspectos como que no iba a poder retirar su inversión "hasta el 31 de diciembre de 3000" o que esos activos eran emitidos "por una sociedad de las Islas Caimán".

La sentencia concluye que la cliente "solo fue informada de palabra" por el director de la oficina, en quien confió para realizar su inversión. "Quizá por esa razón", alega la juez, la pensionista firmó el test de conveniencia para adquirir esos productos que le atribuía una edad inferior a 30 años cuando superaba los 65.

Ya somos 188.859