Puede provocar el abandono de tratamientos

FACUA Madrid rechaza la imposición del pago del euro por receta

La asociación considera que esta nueva medida fomenta la desigualdad al acceso del derecho de la sanidad de los ciudadanos madrileños.

FACUA Madrid critica las medidas aprobadas por el Gobierno de la Comunidad para incrementar las tasas e imponer el pago de un euro por receta médica, incluidas en los prepuestos regionales de 2013.

A partir del próximo 1 de enero, cada madrileño se verá obligado a pagar un euro por receta para recibir el medicamento directamente en las farmacias, con un límite de 72 euros anuales.

Para FACUA Madrid, esta medida de carácter recaudatorio penaliza la enfermedad y puede dar lugar a consecuencias tan graves como el abandono de los tratamientos.

La asociación critica esta política fiscal basada en el empobrecimiento paulatino de los ciudadanos madrileños, que limita el acceso a una sanidad pública y gratuita recogida en la Constitución española.

FACUA Madrid considera que para llevar a cabo una política de consumo racional en los medicamentos se debe de apostar por un sistema de salud justo e igualitario, donde se fomente el uso razonable de los fármacos.

Aunque están exentos de este pago los parados de larga duración, las personas con pensiones no contributivas, los perceptores de renta mínima de inserción, discapacitados y personas en tratamiento derivado de accidentes laborales y con síndrome tóxico, FACUA Madrid señala que los jubilados sí están obligados a afrontar este pago.

La asociación recuerda que la Comunidad de Madrid podría haber recaudado entre el ejercicio de 2011 y 2012 alrededor de 1.000 millones de euros si hubiera aplicado el Impuesto de Patrimonio a las rentas más altas, frente a los 85 millones de euros que se estima recaudar por la aplicación del pago por receta.

Ya somos 188.885