El Torreón de la Juliana indemniza a una socia tras un desastroso banquete de bodas

Le aumentaron el presupuesto días antes de su boda y en el banquete hubo retrasos de más de una hora y calidad por debajo de lo mostrado en la cata

Mayte Muñoz, socia de FACUA Sevilla, contrató la celebración de su boda en el restaurante El Torreón de la Juliana.

Pocos días antes del enlace empezó a encontrarse con diversos problemas. "Me dijeron que tenía que pagar un euro más por comensal para el vino". "El importe se incrementó en más de mil euros, decían que el presupuesto no llevaba incluido el IVA y que había que sumarlo".

Por este motivo, Mayte les pidió que fijasen el precio que quisieran, pero que a los invitados no les faltase nada el día de su boda. Durante la celebración, la novia observó que lo acordado con el restaurante no estaba cumpliéndose. La calidad de las gambas y la salsa del primer plato, cóctel de marisco, distaba mucho de la mostrada en la prueba de menú. Además, se produjo un retraso de más de una hora en la cena, afectando incluso al servicio de autobús que había contratado.

A pesar de todo, la socia no hizo nada ese día, porque no quería que nada se lo empañase. "Al día siguiente de mi boda, antes de irme de luna de miel, les puse un mail mostrándoles mi disgusto y pidiéndoles una respuesta. A mi regreso aún no había recibido ninguna contestación".

Ante esta situación Mayte se personó en el restaurante. "En realidad unas simples disculpas me hubiesen reconfortado pero después del trato que me dieron fue cuando les pedí la hoja de reclamaciones y acto seguido fui a FACUA".

El departamento de reclamaciones de FACUA Sevilla se dirigió al restaurante por los percances e irregularidades que los novios sufrieron durante el banquete y la celebración. La Asociación solicitó la devolución del importe del primer plato y de las gambas. Asimismo, FACUA Sevilla pidió que se le cargase únicamente el precio facilitado en la firma del contrato, pues se entiende y así lo establece la normativa, que el precio que se facilita a los consumidores por la adquisición de un bien o servicio tiene que ser el completo, incluidos los impuestos.

En un primer momento el restaurante había rechazado la reclamación de Mayte, pero tras la intervención de FACUA Sevilla se celebró una reunión donde se acordó indemnizar a los novios por el perjuicio ocasionado.

"Gracias a la reclamación de FACUA, el restaurante me indemnizó con 2.500 euros, que, aunque no hay dinero suficiente para resarcir el sufrimiento que me causaron, es de justicia sentir que tienes derechos como consumidor y las empresas tienen que respetarlos".

Ya somos 190.650