Organizaciones sociales andaluzas llaman a la huelga el 14N en defensa de la ciudadanía

"Es la hora de defender a la ciudadanía, no a los banqueros sin escrúpulos que han creado esta situación”, es la exigencia que ha lanzado Compromiso Social por el Progreso de Andalucía.

 Las organizaciones sociales integrantes de Compromiso Social por el Progreso de Andalucía, entre las que se encuentra FACUA Andalucía, han hecho un llamamiento a los ciudadanos a participar en la huelga el próximo 14 de noviembre.

"Una huelga ciudadana que debe ser secundada por todos" señala el manifiesto que han presentado las organizaciones miembro este miércoles en Sevilla. El documento, que ha sido leído por el Catedrático de Economía en la Universidad de Sevilla, Juan Torres, indica que el 14 de noviembre debe ser "un día de lucha, de movilización y de protesta general contra las medidas de un gobierno que castiga a la ciudadanía".

"Es la hora de defender a la ciudadanía, no a los banqueros sin escrúpulos que han creado esta situación", es la exigencia que han lanzado las organizaciones sociales de Andalucía.

En este sentido, la presidenta de FACUA Andalucía, Olga Ruiz, ha criticado las crecientes agresiones contra el Estado del Bienestar "excluyendo a los ciudadanos de muchos bienes y servicios esenciales, para que unos pocos mantengan sus beneficios" y ha insistido en la necesidad de que la huelga "sea un día sin compras y sin utilización de bienes y servicios".

El secretario general de UGT Andalucía Manuel Pastrana, ha señalado que "se está aprovechando la situación de crisis para configurar un nuevo modelo social, poniendo en grave riesgo todo por lo que hemos luchado" y su homólogo de CCOO de Andalucía, Francisco Carbonero, que "parar el 14N es un ejercicio de valentía y compromiso para no estar parados para siempre”.

Por su parte, la portavoz de Primavera Andaluza, Pilar González, ha pedido "un ejercicio cívico, un ejercicio activo de ciudadanía para defender nuestros derechos"  y la consejera de la Confederación Empresarial Española de la Economía Social (Cepes), María Jesús Reina, ha insistido en que "no nos encontramos ante una crisis al uso, sino una crisis de valores en la que nos quieren hacer retroceder años de un plumazo".

Texto del Manifiesto

Aún hay quien se pregunta cómo es que tantas organizaciones de tan diversa índole se han unido en esta Plataforma de Organizaciones Sociales para el Progreso de Andalucía, y quienes la componemos pensamos que, desde abril de 2011 que aprobamos nuestro primer manifiesto, nos sobran motivos para estar unidos en la defensa de nuestra democracia, de la Constitución, del Estatuto de Autonomía y del Estado del Bienestar conseguido durante más de 30 años de avances sociales en los que, con mucha lucha, se ha ido acercando a la igualdad de oportunidades. Una igualdad que tienda a establecer la justicia social, que implica una combinación de aspectos constitucionales y redistributivos, que elimina prejuicios clasistas o raciales, étc… a más desigualdad, más niveles de pobreza.

Los problemas son la perversa reforma laboral, la agresión a la función pública y a sus empleados y empleadas, los recortes en educación, en dependencia, en sanidad, en protección de los consumidores y usuarios o las subidas de impuestos que perjudica a los que menos tienen como es el caso del IVA. Tenemos claro que, con las concesiones que el gobierno de Rajoy está dando a los mercados, se está cambiando el principio constitucional de Estado, un Estado Social y de Derecho, y se nos está llevando hacia un modelo de deterioro de lo público, quedando fuera dela Constitución. La política económica y social de este gobierno, que únicamente trae recortes y más paro, afectando al conjunto de la sociedad, pero especialmente a los más desprotegidos, y tiene un fuerte calado ideológico, lo público es sustituido por el sector privado en la búsqueda incesante de mercados y la crisis se aprovecha para retrotraernos a escenarios ya superados de limitación y privación de derechos sociales fundamentales.

Es la hora de defender a la ciudadanía, no a banqueros sin escrúpulos que han creado esta situación. No de seguir dando ayudas públicas a las entidades financieras, mientras éstas siguen practicando injustos desahucios hipotecarios y siguen sin aceptar la dación en pago para finiquitar estos conflictos. Los recortes en las ayudas sociales, prestaciones a personas paradas, en educación, en servicios sociales, en el sistema de dependencia, en sanidad… empujan a miles de personas y familias a la exclusión social, y a la sociedad en su conjunto a la pérdida de derechos de ciudadanía.

Según la Red Europea de Lucha contra la Pobreza, en España desde el comienzo de la crisis los índices de pobreza están creciendo de manera dramática y exponencialmente. Creemos que es momento de salvaguardar el interés común de muchas y muchos ciudadanos anónimos afectados muy directamente por los recortes en políticas sociales, que son lo que más preocupa a la ciudadanía; porque garantizan los servicios públicos básicos.

El gobierno debería estar al lado de la ciudadanía y no sólo apoyando al capital financiero. Es ahora cuando debería contribuir más, porque hay más necesidad, pero hacen justo lo contrario. Amenaza con desmantelar el futuro de las pensiones y no garantizar la revalorización de las cuantías de las mismas, con lo que ello significa para miles de pensionistas de nuestra comunidad que verán mermado su poder adquisitivo; reduce a la mínima expresión la aportación estatal a los servicios sociales comunitarios que gestionan ayuntamientos y diputaciones andaluzas que sufrió un recorte del 45% en los Presupuestos del Estado de 2012 y cuya estimación en el borrador de presupuestos de 2013 supone un recorte del 40%, a la red de servicios sociales comunitarios.

Este golpe al estado del Bienestar es realmente un asalto a una sociedad democrática y moderna, y a sus dos ejes fundamentales, la defensa del interés común y los derechos de ciudadanía, y ahora todo esto está siendo amenazado. Todas estas medidas son justificación de un cambio de modelo, abriendo la puerta a las privatizaciones de servicios públicos básicos como la salud, la educación o los servicios sociales.

Propone unos Presupuestos Generales del Estado para 2013 totalmente restrictivos y antisociales que rebajan la inversión productiva y las políticas de estímulo para las pymes, los autónomos, la economía social… Presupuestos paralizantes que dañan a los sectores de la producción (la agricultura, el desarrollo rural, el comercio, el turismo, la industria,la Investigacióny desarrollo o las infraestructuras…) y que niegan la solidaridad internacional al hacer casi desaparecerla Cooperacióny ayuda al desarrollo rompiendo con los compromisos del Estado español de llegar al 0,7% en 2015. Unos presupuestos que junto a reformas regresivas (ampliación de horarios de apertura, incremento de los impuestos indirectos al consumo…) profundizan en la crisis económica y que supondrán más paro, más destrucción de tejido productivo, más recesión, más desprotección y mayor pobreza.

Medidas que perjudican al conjunto de la clase trabajadora, a autónomos, agricultores, comerciantes, restauradores…y que solo favorecen a las grandes empresas y multinacionales que no están ligadas al territorio y que acumulan la riqueza en manos de unos pocos.

Mientras se ceban contra las clases populares, se propicia por parte del Gobierno una amnistía fiscal para defraudadores y no se acomete una reforma fiscal en profundidad, de forma que se puedan obtener recursos.

Como consecuenciala EPA del III Trimestre 2012 refleja la alarmante situación que atraviesa nuestro país con una tasa de paro del 25%. Situación que se vuelve insostenible en el caso de Andalucía con más de 1,4 millones de personas desempleadas y una tasa de paro que se sitúa en el 35,42% de su población. Jóvenes, mayores de 45 años, personas en paro de larga duración…son los colectivos más afectados por esta crisis y por  las políticas de recortes, ajustes y falsas reformas del Gobierno de España.

Por todas estas razones debemos y queremos mostrar nuestro más fuerte rechazo al continuo desmantelamiento del modelo social y también contra las medidas de austeridad que están hundiendo a Andalucía y a España en un estancamiento económico del que tardaremos décadas en salir.

Por todo esto, como no puede ser de otra forma, las Organizaciones Sociales miembros de Compromiso por el Progreso de Andalucía, apoyamos firmemente la convocatoria de Huelga General para el próximo 14 de Noviembre. Una huelga que trasciende al ámbito puramente laboral para convocarse como una auténtica  huelga “ciudadana” que deber ser secundada por todos y todas: por trabajadores, por desempleados, por consumidores, por autónomos, por pensionistas, etc, convirtiéndose en un día de lucha, de movilización y de protesta general contra las medidas de un gobierno que castiga a la ciudadanía.

* Compromiso Social por el Progreso está integrado por: CCOO, UGT, CAVA, CEPES, AL-ANDALUS, FACUA-Andalucía, UCA-UCE, Mujeres Progresistas de Andalucía, Forum de Políticas Feministas, ATTAC, Plataforma 2015 +, Comité de Entidades Representantes de personas con discapacidad (CERMI-Andalucía), Asociación Progresista de Andalucía, Federación Andaluza de Asociaciones de la Prensa, Asociación de Defensa de la Sanidad Pública, CODAPA, Coordinadora Girasol y las asociaciones de las  fuerzas de seguridad (SUP, AUGC, UniónGC y UFP), la Asociación Memoria, Libertad y Cultura Democrática, Coordinadora Andaluza de ONGS de Desarrollo (CAONGD), Plataforma en Defensa de los derechos de Mayores, PEMPES/AS, Asociación Primavera Andaluza y APJP Pablo Iglesias.

Ya somos 188.766