Ante el inicio de las sanciones, FACUA advierte de la venta de triángulos de señalización de peligro no homologados

El 1 de marzo se hace efectiva la aplicación de sanciones por no portar estos dispositivos o por llevar unos no homologados.

Ante la conclusión el 1 de marzo del periodo de tregua otorgado por las autoridades competentes en materia de tráfico para el establecimiento de sanciones, la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) advierte a los conductores de la necesidad de tomar precauciones en la adquisición de los triángulos portátiles de preseñalización de peligro. FACUA alerta a los consumidores de la existencia en el mercado de dispositivos no homologados oficialmente al no cumplir las características que establece el nuevo Reglamento General de Vehículos y de que éstos dispositivos falsos no eximen al conductor de una sanción por parte de las autoridades competentes en materia de tráfico.

La venta de estos triángulos falsos es especialmente frecuente en la venta ambulante, aunque también se ha detectado en tiendas bazar y de todo tipo, por lo que FACUA recomienda a los consumidores que comprueben que los triángulos que vayan a adquirir o ya hayan adquirido presenten la marca internacional de homologación. Esta marca está compuesta por un círculo en cuyo interior está colocada la letra E seguida del número distintivo del país que haya concedido la homologación, 9 en el caso de España, aunque debe admitirse la homologación de cualquier país firmante del Acuerdo en que se basa el Reglamento 27, que establece las prescripciones relativas a la homologación de los triángulos. Así, los números distintivos de los países que han concedido la homologación son desde el 1 hasta el 31 y el 37 (del 32 al 36 están libres). Los números siguientes se atribuirán a los demás países según vayan ratificando el mencionado Acuerdo o se vayan adhiriendo al mismo.

Fuera del círculo habrá de aparecer el número del Reglamento (27) seguido de la letra R (es decir, 27R) y, a continuación, el número de homologación, un número de cinco cifras de los cuales las dos primeras serán, normalmente, el 03, ya que ha habido tres modificaciones del Reglamento inicial que introdujeron varios cambios en las características de los triángulos.

Así, una marca de homologación realizada en España será un círculo que contiene los símbolos E9 seguido del código 27R03XXX, en que las tres X finales varían según el número de orden de la partida de triángulos que haya sido homologada.

Además, el triángulo debe ir acompañado de un estuche o cualquier otro medio que lo proteja de los agentes exteriores, particularmente durante el transporte, y en él debe figurar la marca comercial o de fábrica y la marca de homologación. En cualquier caso, debe ir acompañado de instrucciones claras sobre la forma en que hay que montar la preseñalización para poder utilizarla. En el envase deben figurar la denominación del producto, salvo que sea fácilmente identificable, y el nombre o la razón social de la empresa o denominación del fabricante o del vendedor establecidos en la Unión Europea y, en todo caso, su domicilio.

El etiquetado obligatorio debe expresarse en lengua oficial del Estado, y todos los datos, incluida la marca comercial y la marca de homologación, deben figurar de forma claramente legible e indeleble.

Ya somos 203.748