Compañías aéreas

España registrará en 2007 un crecimiento del tráfico aéreo del 9%

Las aerolíneas de bajo coste ya ocupan el 25% del mercado español.

El director general de la Organización Europea para la Seguridad de la Navegación Aérea (Eurocontrol), Víctor María Aguado, anunció ayer que España registrará en 2007 un crecimiento del tráfico aéreo de 9% respecto a 2006, casi dos puntos por encima de lo que crecerá la media europea.

En concreto, desde enero hasta mayo de 2007, España registró un crecimiento del 9,3% respecto al mismo periodo de 2006, y aportó unos 300 nuevos vuelos diarios -incluido el trafico nacional- a la red aérea europea, cifras que, según Eurocontrol, se mantendrán en el futuro.

Durante este periodo, los sectores con un mayor crecimiento fueron los de las aerolíneas de bajo coste, con un crecimiento del 36% y que actualmente ya ocupa el 25% del mercado español, lo que sitúa a España en el segundo puesto en cuanto a la cuota de mercado de las aerolíneas 'low cost', sólo por detrás de Reino Unido.

Otro de los sectores que también registró importantes aumentos entre enero y mayo es de la aviación corporativa, con un aumento del 15%. Actualmente este tipo de aviación tiene una cuota de mercado del 5%, por debajo de otros países europeos, como Francia, que la tiene del 10%.

La cifras de Eurocontrol auguran que España "seguirá manteniendo un ritmo de crecimiento bastante alto en el futuro", y que podría llegar a los dos millones de vuelos al año en 2011 y a los tres millones en 2020.

España es también el país europeo con las dos ciudades mejor conectadas de Europa, Aguado destacó que la conexión Barcelona-Madrid "es las más importante del continente", con el doble de volumen de pasajeros de la que le va a la zaga (Milán-Roma). La tercera conexión entre ciudades más importante de Europa es la de Barcelona-Palma de Mallorca.

En 2020 habrá 20 millones de vuelos al año

Varios estudios realizados por Eurocontrol revelan que en los próximos años Europa registrará un aumento considerable en el número de vuelos anuales, hasta llegar a los 20 millones de operaciones en 2020, el doble de las registradas en 2006.

Ante esta perspectiva, Aguado aseguró que tanto Eurocontrol como su homónimo americano están trabajando por desarrollar nuevos sistemas de control aéreo vía satélite (GPS, Galileo), que ejerzan un mayor control sobre los aparatos y que permitan enviar y recibir mayores paquetes de información.

Con todo, señaló que a pesar de que los sistemas de control aéreo serán capaces de gestionar en 2020 el aumento del tráfico aéreo previsto, destacó que "la infraestructura actual de aeropuertos será incapaz de soportar estos crecimientos".

Por ello, vaticinó que "si no hay cambios en los aeropuertos europeos, en 2020 un total de sesenta grandes aeródromos no podrán gestionar el volumen de operaciones durante ocho horas al día".

España, bien posicionada para el futuro

En este entorno, Aguado destacó el trabajo del gestor aeroportuario español Aena, que, en opinión del director general de Eurocontrol, "está sabiendo adaptarse a los crecimientos europeos" y destacó los proyectos de ampliación previstos en los aeropuertos de Barcelona y de Madrid.

En concreto, señaló que, de seguir esta tendencia al alza en el número de operaciones, "sólo los aeropuertos que hayan adaptado sus infraestructuras podrán absorber los crecimientos". Por ello, aeródromos como el de El Prat "se podrían aprovechar de la saturación de los grandes 'hubs' e integrar nuevos vuelos intercontinentales".

Sin embargo, Aguado advirtió de que Europa también deberá competir con los nuevos enlaces intercontinentales situados en Oriente Medio, sobretodo en los Emiratos Árabes, "que ofrecerán tarifas más competitivas y estarán mucho menos saturados".

Más baratos y menos contaminantes

Además de trabajar por garantizar el crecimiento en el tráfico aéreo, Eurocontrol también tiene el objetivo de reducir el precio unitario del control aéreo y reducir las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera o de consumo de combustible.

En este sentido, Aguado explicó que la organización que él dirige consigue reducir unas 630.000 toneladas de combustible al año y unos 2,3 millones de toneladas de dióxido de carbono, y aseguró que el objetivo para los próximos años es reducir en un 10% estas cifras y en un 13% los costes unitarios de control aéreo.

Aguado visitó Barcelona en el marco de unos seminarios en los que participan 250 investigadores europeos y americanos que debatirán sobre el futuro del control aéreo en los dos continentes, los nuevos sistemas mediante GPS y Galileo, o el cielo único europeo.

Eurocontrol es una organización europea fundada en 1960 cuyo objetivo es el desarrollo de un sistema de gestión del tráfico aéreo en Europa. Actualmente está formada por 38 países del continente, entre los que figura España, Alemania, Malta, Yugoslavia, Turquía, Noruega o Suiza. El último país unido a esta organización ha sido Montenegro, que se adhirió ayer.

Ya somos 198.289