Exclusión de los consumidores

FACUA Cádiz critica el acuerdo de buenas prácticas suscrito por el Ayuntamiento con los taxistas

Recuerda que no exime a estos profesionales de tener que cumplir con la normativa que regula los derechos de los usuarios.

Tras tener conocimiento del convenio suscrito por el Ayuntamiento con los empresarios del taxi, FACUA Cádiz vuelve a denunciar la toma de decisiones que a afectan a los intereses de los consumidores y usuarios sin tener en consideración la opinión de éstos.

La pasada semana, la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, presentaba el convenio suscrito con las dos organizaciones que agrupan a los profesionales del taxi en esta ciudad, y por el que se acuerda la puesta en marcha de un Manual de Buenas Prácticas en relación con la prestación de este servicio. El acuerdo también recoge la financiación, por parte del Ayuntamiento, de 70 nuevos módulos tarifarios.

FACUA Cádiz lamenta lo que considera una nueva muestra de desprecio hacia la participación de los consumidores por parte del Ayuntamiento gaditano que recuerda que se encuentra amparada por la normativa vigente.

Además de quejarse de esta nueva muestra de despotismo ilustrado por parte del Ayuntamiento, considera que cualquier iniciativa dirigida a los usuarios que no tenga en cuenta las propuestas y exigencias de éstos tiene pocas posibilidades de éxito, y más si se trata de un servicio público como en este caso.

Por el contrario, esta entidad valora positivamente la actitud de los empresarios del sector, ya que entiende que, con esta iniciativa, parecen estar interesados en mejorar el servicio, para lo que reitera que es imprescindible que se cuente con las asociaciones de consumidores, según señala FACUA Cádiz.

En este sentido, la organización de consumidores advierte que el cumplimiento de un código de buenas prácticas no exime a los profesionales del sector del taxi de tener que cumplir las obligaciones que les impone la normativa vigente que regula la prestación de este servicio, entre otras, la entrega al usuario de ticket o factura por el servicio prestado, la exhibición en lugar visible de las tarifas vigentes o disponer de las medidas de seguridad para el transporte de niños.

Por otra parte, FACUA Cádiz solicita que, al igual que se financia a los empresarios del sector, el Ayuntamiento invierta en una campaña de información dirigida a que los usuarios que conozcan sus derechos y, al mismo tiempo, se fomente el uso tanto de este servicio como del transporte público colectivo. Señala que carece de sentido financiar los módulos tarifarios y no dar a conocer a los usuarios su utilidad.

Finalmente, la asociación reclamar la puesta en marcha de un órgano de participación sobre Movilidad, en el que estén presentes todos los agentes que intervienen en esta materia, a la vez que vuelve a insistir en la necesidad de que la ciudad se dote de un Plan de Movilidad Sostenible, en cuya elaboración también reivindica participar, y en el que considera que debe analizarse el papel a jugar por el taxi.

Ya somos 188.765