El Parlamento Europeo pide que las restricciones a los líquidos en el equipaje de mano se revisen

Las medidas para los usuarios de aviones entraron en vigor hace seis meses.

El pleno del Parlamento Europeo ha aprobado en segunda lectura un nuevo reglamento sobre la seguridad de la aviación civil. El texto insta a que las "medidas pormenorizadas" de seguridad en los vuelos, como restricciones de líquidos en el equipaje de mano en los aviones o el uso de instrumentos punzantes, se revisen 6 meses después de su inroducción y se eliminen si ya no son necesarias.

Los diputados también piden medidas más estrictas para el uso de armas en los aviones y restringir la presencia de agentes de seguridad a bordo.

La Eurocámara aboga por que no se permita llevar armas en un avión, "con excepción de las transportadas como carga declarada a menos que se cumplan las condiciones de seguridad preceptivas, lo haya autorizado el Estado miembro que ha concedido la licencia de explotación a la compañía aérea en cuestión y lo hayan autorizado previamente los Estados de salida y de llegada y, en su caso, todo Estado cuyo espacio aéreo se sobrevuele o en el que se hagan escalas".

El texto también aclara que los agentes de seguridad sólo podrán entrar en una aeronave cuando se cumplan las condiciones preceptivas en materia de seguridad y formación. Además, los Estados miembros conservarán el derecho a no autorizar la introducción de agentes de seguridad en los vuelos de las compañías aéreas a las que hayan concedido licencias.

El Parlamento y el Consejo ya mostraron su desacuerdo en primera lectura sobre quién debe financiar las medidas de seguridad de la aviación civil. Los diputados piden que los Estados miembros y los usuarios compartan los costes de aplicación de las normas comunes. Si un país adopta medidas más estrictas que las previstas en la legislación comunitaria, deberá financiarlas en su totalidad.

Para evitar toda distorsión de la competencia entre Estados miembros, aeropuertos y compañías aéreas, los parlamentarios piden a la Comisión que presente "en el plazo más breve posible una propuesta para introducir disposiciones uniformes en materia de financiación de estas medidas de seguridad".

El pleno también insta a que, cuando los costes de aeropuerto o de seguridad a bordo estén incluidos en el precio del billete, estos costes se indiquen en el billete por separado o se comuniquen al pasajero por otros medios. Asimismo, las tasas y cánones de seguridad, ya sean aplicados por los Estados miembros o por las compañías aéreas o los operadores, se utilizarán "exclusivamente para hacer frente a los costes de seguridad en el aeropuerto o a bordo de la aeronave".

El texto aboga por que los pasajeros no tengan que someterse a múltiples controles durante sus viajes. Por este motivo, la Cámara propone que los pasajeros en tránsito o transferencia y su equipaje de mano podrán quedar exentos de controles cuando procedan de un tercer país "con el que la Comunidad haya concluido un acuerdo que reconozca que dichos pasajeros y su equipaje de mano han sido controlados de acuerdo con normas de seguridad equivalentes a las comunitarias".

Dadas las grandes diferencias sobre muchos puntos de este reglamento entre la Comisión y los Veintisiete será necesario llevar a cabo un procedimiento de conciliación para pactar un texto común.

Ya somos 198.216