Contratos abusivos, entre los principales problemas

La CE calcula que el 86% de webs de descarga en España incumple las normas de consumo europeas

Según los resultados de un estudio de la Comisión Europea, de las veintiocho páginas web investigadas han detectado irregularidades en veinticuatro de ellas.

Cerca del 86% de las páginas web que ofrecen servicios de descarga de música, vídeos, juegos y libros electrónicos investigadas en España incumple las normas de protección al consumidor de la UE, diez puntos más que la media europea, según los resultados de una investigación realizada por las autoridades nacionales de veintiocho países europeos, incluidos todos los de la UE salvo Irlanda, y Noruega e Islandia, presentados este jueves por la Comisión Europea.

Un total de 333 páginas web han sido investigadas, de las cuáles 254 incumplen la normativa europea de protección al consumidor, es decir el 76% de ellas, de alguna manera u otra.

En el caso de España, de las veintiocho páginas web investigadas las autoridades nacionales han detectado irregularidades en veinticuatro de ellas, cerca del 86% del total.

Cada Estado miembro debía comprobar un mínimo de diez páginas web para determinar si ofrecían a los clientes la información que necesitan antes de adquirir contenidos digitales y potenciales prácticas comerciales desleales.

"Los resultados son muy claros: el 76% de las 300 webs comprobadas parece que no cumplen las normas de la UE que protegen a los consumidores en distintas maneras", ha explicado en rueda de prensa el nuevo comisario de Salud, Tonio Borg, para presentar los resultados de la investigación, que ha insistido en que arrojan resultados similares en todos los países.

Los problemas principales detectados en todos los países, según ha explicado el comisario, se refieren en primer lugar a los términos de los contratos injustos bien porque sean abusivos o no recojan la información suficiente para que los consumidores puedan hacer elecciones de compra informadas por ejemplo el hecho de que la empresa no asuma responsabilidad cuando se produce una descarga defectuosa o incompleta de un producto. Este problema se detecta en el 69% de los casos (en 230 de las 333 webs).

El segundo problema detectado se refiere al hecho de que el cliente no tiene derecho a rescindir el contrato de venta o devolver el producto si la descarga ya ha comenzado sin que se le haya informado previamente, una irregularidad detectada en el 42% de los casos, es decir en 141 casos en total.

El tercer problema más detectado, el más grave según Borg, es la falta de identificación del proveedor o que no facilite ni siquiera una dirección de correo electrónico porque ello hace "prácticamente imposible" el derecho del consumidor a remitir una queja. El 36% de las webs, es decir 121 de las 333, no suministraba este tipo de información.  "Examinaré lo que se puede hacer desde el punto de vista legal porque creo que es la deficiencia más grave", ha avanzado Borg.

"Nuestros datos indican que uno de cada cuatro consumidores experimenta algún tipo de problema en este mercado", ha reconocido el comisario.

Borg ha instado a los padres a comprobar "todas" las páginas webs a las que acceden sus hijos tras recordar que "son clientes vulnerables" a prácticas desleales de este tipo.

Así, ha denunciado que el 87% del total de webs de juegos investigadas en total (159) que se anunciaban como gratis permitían a los consumidores jugar pero "según avanzaba el juego" se les obligaba a pagar para continuar, mientras que el 71% de las webs que venden juegos a menores de 14 años investigadas eran "problemáticas", es decir 39 de las 55 en total.

"Los padres tienen que tener cuidado para que los menores no caigan presos de estas prácticas", ha defendido el comisario.

"Es nuestra responsabilidad a nivel de la UE y de los Estados miembros garantizar que estas webs de venta de contenido digital den buena información antes de la venta", ha insistido el comisario, que ha explicado que en ejercicios anteriores los operadores se han mostrado "dispuestos a cooperar y a mejorar sus webs, tal y como se les requiere", aunque ha reclamado más cooperación entre las autoridades nacionales competentes para corregir estas irregularidades.

De hecho, las autoridades nacionales ya han comenzado a contactar con las empresas que ofrecen estos servicios de venta online de contenidos digitales para pedirles clarificaciones o correcciones, que deberán remitir sus respectivos informes a la Comisión en otoño de 2013. El Ejecutivo comunitario advierte en todo caso de que si no corrigen las deficiencias se podrán enfrentar a "multas o incluso el cierre de los sitios webs".

La venta por descargas de música movió 677 millones de euros en 2010, mientras que en el mercado de juegos movió sólo en España, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Países Bajos y Bélgica 16.500 millones de euros en 2011.

El 79% de los ciudadanos europeos ha utilizado servicios de música en Internet y el 60% en el caso de los juegos en el último año.

Ya somos 190.599