También a los afectados por tratamientos oncológicos y de hemodiálisis

Cobrar ambulancias a los crónicos, otra muestra de la crueldad de Sanidad con los más débiles, denuncia FACUA

El Gobierno pretende establecer tarifas de hasta diez euros por por ida y vuelta a quienes no puedan utilizar otros medios para poder recibir su tratamiento.

Cobrar ambulancias a los crónicos, otra muestra de la crueldad de Sanidad con los más débiles, denuncia FACUA

FACUA-Consumidores en Acción denuncia que pretender cobrar 5 euros por trayecto de ambulancia a los enfermos crónicos es otra muestra de la crueldad de las políticas del Ministerio de Sanidad con los más débiles.

El Gobierno tiene previsto aprobar en el próximo Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud las tarifas para el copago del transporte sanitario para los enfermos crónicos, oncológicos y aquéllos que precisen de hemodiálisis.

Para FACUA, esta medida penaliza la enfermedad y atenta contra el principio de igualdad, al hacer pagar a aquéllos ciudadanos que no tienen otros medios para recibir los tratamientos que, en muchos casos, necesitan para poder sobrevivir.

A pesar de que el borrador de la orden, difundido en los medios de comunicación, prevé topes máximos en función de la renta, FACUA considera que la norma sigue siendo injusta para quienes no tienen la suerte de vivir cerca de un centro médico y necesitan hacer uso de una ambulancia.

La asociación estima que se trata de un nuevo intento del Gobierno para desmontar un sistema de salud hasta ahora público y gratuito, mantenido por las contribuciones de los ciudadanos y de sus impuestos

Contra los enfermos de cáncer, alzhéimer o con cirugías digestivas

Sanidad tiene la intención de aprobar también en el mismo marco la orden que regula el copago para los productos dietoterapéuticos, consumidos por los enfermos con trastornos metabólicos complejos o con enfermedades raras, y para aquéllos con cáncer, alzhéimer o que hayan sido sometidos a cirugía digestiva.

Esta medida, alerta FACUA, supone un nuevo hachazo para los enfermos y sus familias, que tras sufrir el copago farmacéutico ahora tendrán que pagar por unos productos que, en muchos casos son la única fuente de alimentación para los enfermos.

Ya somos 188.839