Ante un tribunal federal de California

Demanda colectiva en EEUU para evitar el uso comercial de las fotos subidas a Instagram

Aunque Instagram dio marcha atrás en su anuncio de que podría vender las fotos de sus usuarios, los demandantes dudan de la sinceridad de la red propiedad de Facebook.

Varios usuarios han presentado una demanda colectiva contra Instagram ante un tribunal federal de EEUU para impedir el uso comercial de imágenes alojadas en Facebook, algo que los demandantes consideran una violación de sus derechos de propiedad.

El bufete Finkelstein y Krinsk, con sede en California, ha puesto en marcha una acción judicial en San Francisco para reclamar a las autoridades que prohíban a Facebook, propietaria de la popular aplicación fotográfica, que cambie sus normas de uso, como había anunciado recientemente ante la queja generalizada.

"Instagram se apropia de los derechos de propiedad de sus clientes y se protege de cualquier responsabilidad", reza la denuncia presentada por los abogados el pasado viernes, informa la agencia AFP.

Instagram anunció a mediados de diciembre su intención de cambiar su política ofrecer a partir del 16 de enero la posibilidad de vender las fotos de sus usuarios sin compensación a cambio. Dicho anuncio provocó que muchos usuarios amenazaran con cerrar sus cuentas.

La protesta en redes sociales obligó a Instagram a dar marcha atrás y aclarar los cambios propuestos, asegurando que no tenía intención de vender las imágenes y que las condiciones de uso de la aplicación volvían a ser las de su origen.

Sin embargo, el recurso de apelación interpuesto contra Instagram duda de la sinceridad de esta medida. "Las concesiones de Instagram en su comunicado de prensa no era más que una campaña de relaciones públicas destinada a responder al descontento público", reza la denuncia.

"Creemos que esta demanda no va a prosperar", ha declarado Facebook. "Vamos a luchar vigorosamente", ha subrayado el gigante de las redes sociales, que compró Instagram este mismo año.

Ya somos 188.773