Incumple con su obligación de responder a las reclamaciones

FACUA Cádiz denuncia a Worten por negarse a reparar un producto defectuoso en garantía

La asociación se ha dirigido a la Secretaría General de Consumo de la Junta de Andalucía tras la negativa de la tienda a reparar o devolver un ordenador a una socia de la organización.

FACUA Cádiz ha presentado una denuncia contra la tienda de electrodomésticos Worten ante la Secretaría General de Consumo de la Junta de Andalucía por negarse a repararle un producto defectuoso a una socia pese a estar en garantía.

La asociación se ha dirigido a este organismo, que ha iniciado expediente sancionador contra la empresa, después de que ésta se negara a aceptar la devolución de un ordenador personal en reiteradas ocasiones.

La socia de FACUA Cádiz L.B.P. adquirió un ordenador personal en el establecimiento de la firma Worten ubicado en el municipio de Los Barrios.

Cuando aún no habían transcurrido dos meses desde su adquisición, el ordenador tuvo que ser entregado en el establecimiento para su reparación, lo que, entre otras molestias para la consumidora, originó que se produjera una pérdida de los datos contenidos en el mismo.

Tres meses más tarde, el equipo volvía a dejar de funcionar, por lo que la socia de FACUA Cádiz tuvo que dirigirse nuevamente a Worten para requerir, en este caso, la sustitución del producto o en su defecto el reintegro del importe que había abonado por el mismo (casi 375 euros), debido a que el equipo había sufrido dos averías similares en menos de seis meses.

La tienda no accedió a este reintegro, pero volvió a reparar el producto. Sin embargo, esta segunda reparación tampoco solucionó los problemas de funcionamiento del ordenador, que volvió a presentar diversos problemas. Todo ello motivó a que la socia de FACUA Cádiz tuviera que dirigirse nuevamente a Worten, cuando apenas había transcurrido un año desde la última reparación.

En esta ocasión, Worten no sólo volvió a negarse a aceptar la devolución del producto, sino que también se negó a reparar gratuitamente el equipo al alegar que su periodo de garantía había vencido, a pesar de que no había transcurrido el plazo de dos años que establece la normativa vigente.

Por este motivo, la consumidora solicitó la ayuda del Servicio Jurídico de FACUA Cádiz, que remitió a la empresa la correspondiente reclamación. Al no ser ésta respondida por la empresa, se produjo un incumplimiento de la obligación de responder a las reclamaciones que le impone la normativa vigente.  

FACUA Cádiz recuerda que el RD Legislativo 1/2007 establece que, ante la falta de conformidad de un producto, el consumidor podrá optar entre exigir su reparación o sustitución del producto, en el plazo de dos años desde su adquisición.

Ya somos 190.565