El BOE publica los datos de 2012

Las subvenciones a las asociaciones de consumidores siguen distribuyéndose al margen de su representatividad

FACUA reclama al Gobierno una ley específica que regule a las asociaciones de consumidores.

El BOE publica este jueves cómo distribuyó en 2012 las subvenciones a las asociaciones de consumidores el Instituto Nacional del Consumo (INC) del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

FACUA-Consumidores en Acción lamenta que, al igual que ha venido ocurriendo con los anteriores gobiernos, el INC no realizase una evaluación ni control previo sobre los niveles de representatividad, relevancia social e intervención en el mercado de las organizaciones que son objeto de estas subvenciones para el desarrollo de actuaciones en defensa de los consumidores.

FACUA considera que la política sobre subvenciones que ha venido siguiendo el INC, gobierno tras gobierno, no se ajusta a criterios objetivos de eficacia y de impacto en la sociedad de los programas presentados ni tiene en cuenta el nivel de presencia pública de las asociaciones y su intervención real en el mercado en defensa de los consumidores.

La asociación viene reclamando una norma que fije los criterios para evaluarlas y garantice los necesarios y hasta ahora inexistentes controles gubernamentales sobre los datos que aportan las asociaciones en relación a su número de socios, consultas y reclamaciones en las convocatorias de subvenciones.

Lamentablemente, tanto en la actual etapa de Rajoy como durante los mandatos de Zapatero, ni el INC ni el resto de organizaciones que forman parte del Consejo de Consumidores y Usuarios han aceptado la propuesta de FACUA de promover la promulgación de una ley específica que regule a las asociaciones de consumidores, dado que tienen relevancia constitucional.

En 2012 el Gobierno no ha llevado a efecto su amenaza de ilegalizar FACUA por criticar la subida del IVA y los recortes en la sanidad y la educación públicas, por lo que el INC no ha dejado de otorgarle subvenciones para el desarrollo de programas en defensa de los consumidores.

Sin embargo, la secretaria general de Sanidad y Consumo y presidenta del INC, Pilar Farjas, afirmó el pasado diciembre en el Congreso que "el procedimiento sigue su curso", así que es una incógnita si este año hará efectiva su expulsión del Registro Estatal de Asociaciones de Consumidores y Usuarios y le negará su derecho a recibir ayudas públicas.

El reparto de las subvenciones en 2012

En 2012, el INC distribuyó 2.700.000 euros, un 26% menos que los 3.641.140 euros del año anterior, entre ocho asociaciones de consumidores generalistas, tres sectoriales (de banca y comunicación) y una organización de cooperativas de consumo.

De las asociaciones generalistas, Ceaccu recibió 515.000 euros (un 15% menos que el año anterior), Asgeco 302.000 (un 17% menos), FUCI 324.000 euros (un 3% más), FACUA 296.100 euros (un 2% más), CECU 285.900 euros (un 19% menos) y UNAE 180.000 euros (un 11% menos).

En cuanto a las sectoriales, Adicae recibió 353.000 euros (un 2% menos), AUC 172.000 euros (un 18% menos 210.988 euros) y Ausbanc 112.350 euros. Ésta última ha sido incluida de nuevo por el INC en el Registro Estatal de Asociaciones de Consumidores y Usuarios. Había sido expulsada en 2005 por vulnerar la legislación realizando publicidad comercial, medida que fue confirmada por la Audiencia Nacional en 2010.

UCE, la más subvencionada en el último periodo de Zapatero, no recibió ninguna cantidad en 2012 (el año anterior fueron 685.197 euros). OCU tampoco, tras los 81.700 euros de 2011.

En cuanto a la organización de cooperativas de consumo Hispacoop, recibió 159.650 euros (un 9% menos).

Ya somos 190.640