FACUA reclama a la Consejería de Salud una sanción ejemplarizante

La Guardia Civil retira más de 200 productos caducados a la venta en una franquicia de Día en Matalascañas

Los inspectores de Salud determinaron el peligro extraordinario para el consumo humano de los productos, algunos dirigidos específicamente a niños.

La Guardia Civil retira más de 200 productos caducados a la venta en una franquicia de Día en Matalascañas
Imágenes de productos incautados por la Guardia Civil.

FACUA-Consumidores en Acción informa que la Guardia Civil se ha incautado de más de 200 productos caducados a la venta en una franquicia de la cadena de supermercados Día en Matalascañas, en el término municipal de Almonte (Huelva). Se trata de un establecimiento ubicado en la calle Madreselva, Sector C, nº 28.

FACUA espera que más allá de las responsabilidades penales que pudieran derivarse del caso, la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía imponga una sanción ejemplarizante a la propietaria del establecimiento.

De haber personas afectadas por intoxicaciones alimentarias derivadas del consumo de productos en mal estado vendidos por el establecimiento, la asociación les recomienda que reclamen una indemnización. En este caso, pueden solicitar asesoramiento en FACUA Huelva, en Duque de Ahumada, 12, o llamar a su teléfono 959 254 911.

Por su parte, Día ha informado a FACUA que ha abierto una investigación a fin de determinar las actuaciones que llevará a cabo sobre su franquiciado.

En este sentido, FACUA considera que Día debería desarrollar protocolos de control sobre las actividades de sus franquiciados para evaluar periódicamente si cumplen la legislación vigente y garantizar que no venden productos con una incorrecta conservación o que hayan cumplido sus fechas de caducidad o consumo preferentes.

Posible delito contra la salud pública

Agentes del Destacamento Especial para el Parque Nacional de Doñana, del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), pertenecientes a la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva, han indicado en el acta que la propietaria del establecimiento podría haber incurrido en un delito contra la salud pública.

Los productos se vendían habiendo cumplido su fecha de caducidad hasta 15 días antes y estaban reetiquetados con descuentos de casi el 50%, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

Una vez retirados, se pasó aviso a la Inspección del Distrito Sanitario Condado Campiña, que determinó el peligro extraordinario para el consumo humano y ordenando la destrucción inmediata de los mismos.

Actualmente, el tema se está gestionando por el Servicio de Salud de la Delegación Territorial de Salud y Bienestar Social en Huelva.

En total han sido intervenidos 202 productos, entre los que se encontraban yogures, carne picada envasada, salchichas, pizzas, kebabs y burritos, perteneciendo algunos de estos productos a la línea de consumo infantil.

Los agentes de la Guardia Civil realizaron una inspección en el supermercado después de que tuvieran conocimiento de la existencia de productos caducados a un precio inferior al habitual, por la alerta de un agente que realizaba sus compras fuera de servicio en el establecimiento.

Cuestionada la propietaria, esta manifestó que necesitaba vender los productos, por lo que los seguía teniendo expuestos por si alguien los quería, siendo consciente de que la fecha máxima de consumo había sido ya superada.

La Guardia Civil ha instruido las correspondientes diligencias que han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de La Palma del Condado.

Ya somos 188.947