FACUA Madrid celebra la suspensión del 'euro por receta'

El Tribunal Constitucional tiene previsto atender este martes el recurso del Gobierno central por el que se suspende el cobro de la tasa durante al menos cinco meses.

FACUA Madrid informa que el euro por receta dejará de cobrarse desde esta semana en las farmacias de la comunidad una vez que el Pleno del Tribunal Constitucional admita a trámite el recurso del Gobierno central contra la tasa y suspenda cautelarmente su aplicación.

La asociación recuerda que el artículo 161 de la Constitución española establece que la impugnación por el Ejecutivo central de resoluciones de las comunidades autónomas supone su suspensión durante al menos cinco meses prorrogables, mientras se resuelve sobre el fondo del recurso.

Según fuentes del Constitucional consultadas por Europa Press, el órgano ha incluido la cuestión en la reunión que arranca este martes.

FACUA celebra la retirada cautelar de esta tasa al considerarla inconstitucional e injusta, contra la cual viene haciendo una llamada a la insumisión ciudadana tras su implantación en las comunidades de Madrid y Cataluña.

La asociación valora positivamente la respuesta ciudadana ante una medida que supone un nuevo repago y un atentado contra el sistema público de salud tal y como lo conocíamos hasta ahora, que atenta contra la equidad y la igualdad en el acceso a los medicamentos.

Carta informativa a sus asociados

FACUA Madrid remitió este mes una carta a sus asociados en la que les señalaba cuáles eran las consecuencias legales del impago de esta tasa, tal como prevé la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, Reglamento General de Recaudación y Decreto Legislativo 1/2002, de 24 de octubre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Tasas y Precios Públicos de la Comunidad de Madrid.

Según este texto, el montante global del importe que teóricamente habría de abonarse por no hacerlo en periodo voluntario ascendería a una cantidad de 1,25 céntimos por cada receta impagada.

En todo caso, la cantidad máxima que se podría exigir por cada receta hasta un máximo de 72 sería la de 1 euro más 20 céntimos por recargo de apremio, más 5 céntimos de interés legal por cada año (si el interés legal fuera del 4%), más 50 céntimos de sanción: un total de 1,75 euros por receta impagada.

FACUA Madrid recuerda que, aunque la administración autonómica puede poner en marcha un procedimiento de embargo, reclamar por esta cantidad sería más que desproporcionado y podría suponerle un coste mucho mayor para las arcas públicas.

Así lo estipula la Orden de 4 de febrero de 2010, de la Consejería de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, que señala que serán anuladas y dadas de baja en contabilidad aquellas deudas cuyo importe pendiente de ingreso "a fecha fin de pago en período voluntario sea inferior a 6 euros".

Ya somos 188.765