La Comisión Europea habla de "fraude" y "negligencia"

FACUA pide a Cañete que informe de los controles que descartan la carne de caballo sin etiquetar

El ministro del ramo asegura que "no hay productos detectados", pero se desconoce si se han realizado inspecciones por parte del Gobierno o comunidades autónomas.

FACUA pide a Cañete que informe de los controles que descartan la carne de caballo sin etiquetar

FACUA-Consumidores en Acción pide al ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, que informe acerca de los controles por los que asegura que en España "no hay productos detectados" con carne de caballo, tras el fraude descubierto en varios países europeos.

Ni la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) ni el Instituto Nacional de Consumo (INC), encargado de coordinar las campañas de inspección sobre alimentos, han informado hasta la fecha de los controles realizados al respecto, señala FACUA.

Tampoco las comunidades autónomas han hecho pública ninguna intervención. La asociación considera una frivolidad que que el ministro reduzca este fraude a un "problema de etiquetado", mientras el comisario europeo de Salud y Consumo, Tonio Borg, habla ya de "fraude" y "negligencia" en el control y seguimiento de los alimentos afectados, y recalca que el problema "podría transformarse en una cuestión de seguridad alimentaria y entonces tomaría acciones".

Por ello, la asociación reitera su reivindicación a las autoridades competentes para de aumentar los controles públicos, realizar análisis y promover los requisitos de información a los consumidores sobre la trazabilidad en el etiquetado de productos alimentarios.

Casos en Reino Unido, Francia e Irlanda

FACUA ve urgente poner en marcha los mecanismos necesarios para investigar si se puede estar dando en España un fraude similar al detectado en el Reino Unido, donde la agencia gubernamental competente detectó entre el 60 y el 100% de carne equina posiblemente procedente de Francia en lasañas de ternera de la marca Findus.

También en el país galo seis cadenas de supermercados han retirado una serie de productos similares de esta misma marca y de otra denominada Comigel, cuya procedencia apunta a Rumanía.

De igual forma, la cadena de venta de productos congelados Picard admitió haber detectado carne de caballo en una de sus lasañas congeladas, a pesar de indicar la etiqueta carne vacuna.

En Irlanda, la fábrica Rangeland Foods, situada al norte del país, tenía en su almacén productos cárnicos procedentes de Polonia que contenían hasta un 75% de restos de equino.

Ya somos 188.817