FACUA Málaga alerta sobre los abusos que usan algunas empresas para presentar sus productos

Impedir la salida de la sala o utilizar falsos compradores pueden ser algunas de las estrategias abusivas para lograr la compra del producto por parte del consumidor.

FACUA Málaga alerta sobre el envío a domicilio de invitaciones personalizadas por parte de empresas a sectores vulnerables de la población para la presentación de productos, con el objetivo de su venta mediante técnicas y estrategias que pueden llegar a ser abusivas. La asociación advierte además que en algunos casos se requiere la acreditación del invitado de circunstancias personales como estar jubilado o su estado civil.

En las invitaciones no se especifica el producto que se va a presentar, sino que aparece el regalo (un viaje, un jamón u otro tipo de obsequio) sin ningún compromiso de compra, aunque en algunas ocasiones es necesario mostrar a la entrada del acto cierta cantidad de dinero para recibir el regalo.

La asociación advierte que en el desarrollo de la reunión comercial se trata de forzar la compra por parte de los consumidores, utilizando estrategias que pueden llegar a ser abusivas. En las mismas, se llega incluso a impedir la salida de la reunión a los asistentes o se "infiltran" falsos compradores en el público que animan al resto para que adquieran el producto.

FACUA Málaga aconseja a los consumidores a reflexionar antes de la compra si realmente existe la necesidad de adquirir ese producto. Asimismo, recuerda que hay que guardar siempre la publicidad para posibles dudas, reclamaciones o problemas posteriores y recomienda no firmar ningún documento sin leerlo previamente y haber comprendido su significado. En el caso de que se realice la compra, la asociación aconseja solicitar copia del contrato por escrito.

Al tratarse de contratos firmados fuera del establecimiento mercantil, el consumidor tiene derecho a revocar su declaración de voluntad, es decir, a anular el contrato, sin necesidad de alegar causa alguna. Esta anulación podrá hacerla en los siguientes siete días contados desde la recepción del bien objeto del contrato y sin implicar gasto alguno para el consumidor.

Ya somos 188.763