Ikea deja de vender salchichas en Rusia al encontrarse carne de caballo en estos productos

La empresa ya retiró estos productos de España, Portugal, Francia e Irlanda.

El gran distribuidor de muebles mundial Ikea suspende la venta de salchichas en Rusia al hallarse en estos productos restos de carne de equino. "Se han hallado rastros de carne de caballo en las muestras de salchichas que produce la compañía Termit. Por esta razón, Ikea ha decidido suspender la venta de perritos calientes", ha informado la portavoz del distribuidor de muebles, Ylva Magnusson.

Tras todas las informaciones, Ikea está analizando todos los productos que llevan carne picada en sus restaurantes. La retirada de las salchichas en el país ruso ha afectado a una decena de sus establecimientos. En España, Portugal, Francia e Irlanda, los otros países donde también retiró las salchichas vienesas de sus restaurantes, Ikea ya ha vueto a vender este producto tras cambiar de proveedor.

De momento, Rusia es el único país donde este tipo de salchichas no están a la venta. 

Por otro lado, las albóndigas, otro producto afectado por la presencia de carne de caballo, continúan retiradas de las estanterías de más de una veintena de tiendas de Ikea, mientras la compañía y su proveedor sueco comprueban su cadena de abastecimiento. 

Asimismo, Ikea ha tenido que retirar de sus establecimientos sus tartas de chocolate y caramelo en veintitrés países por el riesgo de contaminación por bacterias fecales.

Ya somos 188.900