Multa de 200.000 euros a profesionales de la tasación por elaborar un listado de tarifas mínimas

La Comisión Nacional de la Competencia considera que el objetivo era orientar los precios de la prestación, algo que puede provocar el falseamiento de la competencia en este mercado.

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha impuesto una multa de 200.000 euros a la Asociación Profesional de Sociedades de Valoración (Atasa) por elaborar un listado de tarifas mínimas y un baremo de honorarios orientativos mínimos. 

Estos documentos, destinados a orientar la prestación de servicios de tasación solicitados por Administraciones Tributarias, Juzgados y Registros Mercantiles, correspondían al período 2005-2009 y 2010-2011, respectivamente. 

Según un comunicado difundido por el organismo, el expediente tenía su origen en la remisión por parte de la Agencia de Defensa de la Competencia de Andalucía de un documento elaborado en enero de 2010 por la Asociación Profesional de Sociedades de Valoración (Atasa), en el que se establecían honorarios orientativos mínimos para la valoración de bienes inmuebles, empresas, fusiones, adquisiciones, acciones, maquinaria, mobiliario e inmuebles especiales a los que podrían remitirse los operadores en la prestación de servicios de tasación.

Como consecuencia, la Dirección de Investigación de la CNC realizó los días 7 y 8 de noviembre de 2011 una inspección en la sede de Atasa en Madrid, de la cual se desprendió la apertura de expediente sancionador el 22 de septiembre de 2011, por "posibles conductas anticompetitivas llevadas a cabo en el sector de la prestación de servicios profesionales de tasación".

Ahora, en su Resolución de 20 de marzo de 2013, el Consejo de la CNC considera acreditada la elaboración y difusión por parte de Atasa de estos listados uy baremos mínimos "que sus asociados se comprometen a aplicar".

Esta práctica constituye una infracción del artículo 1.1 de la Ley de Defensa de la Competencia, en tanto que se trata de una conducta anticompetitiva consistente en una decisión colectiva de fijación de precios por parte de una asociación profesional, Atasa.

El Consejo de la CNC considera que dicha conducta "tiene por objeto orientar los precios de la prestación de servicios de tasación pudiendo producir como efecto un falseamiento de la competencia en dicho mercado".

Para el organismo, la fijación de tarifas mínimas y de baremos orientativos mínimos tiene como consecuencia "reducir la incertidumbre de las empresas asociadas a Atasa en relación a los precios que aplican en tanto que competidoras en el mismo mercado".

"Con ello, Atasa estaría limitando el desarrollo de una competencia efectiva en la prestación de servicios de tasación", concluuye el comunicado.

Ya somos 190.625