Se vendieron casi el doble de entradas del aforo del local sevillano

FACUA pide una multa ejemplar por las irregularidades del concierto de Dover en la sala Luxuria

Más de un centenar de personas se quedó en la calle al confirmar la Policía Nacional que se había vendido un número desproporcionado de entradas.

FACUA pide una multa ejemplar por las irregularidades del concierto de Dover en la sala Luxuria

FACUA-Consumidores en Acción ha pedido a las autoridades competentes que abran una investigación sobre el desproporcionado número de entradas vendidas para el concierto de Dover que tuvo lugar el pasado miércoles 3 de abril en Sevilla, en la sala Luxuria (antes Malandar).

Las denuncias han sido remitidas al Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Sevilla y la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en la provincia. FACUA pide una multa ejemplar por unas irregularidades que pudieron poner en riesgo la seguridad de los usuarios.

Tras ser alertada por los vecinos de la larga cola que había en la calle y las protestas de los usuarios que no podían entrar, la Policía Nacional verificó que las entradas que se habían puesto a la venta superaban con creces su aforo.

Así, más de un centenar de personas se quedaron en la calle y los responsables del local les aseguraron que no eran responsables de que se hubieran vendido más entradas de las permitidas, según han informado los medios de comunicación.

"La sala nos dio un aforo de 350 personas, que es el que dicen que manejan siempre. 250 se pusieron a la venta en Ticketea y 100 entradas físicas. 60 de ellas se vendieron en Tótem Tanz y 40 quedaban para venderse en taquilla, se han vendido 46 y se ha devuelto el dinero in situ. La Policía ha cortado el aforo en 200", ha informado Dover a través de su página en Facebook. 

"Insistimos en que es un hecho ajeno al grupo, estamos indignados y muy disgustados", continúan, insistiendo en que "se pusieron a la venta las entradas que nos comunicaron los responsables de la sala". "Sentimos mucho lo sucedido pero es responsabilidad de la sala".

FACUA advierte que los usuarios que no pudieron entrar en el concierto sevillano de la gira del 15 aniversario del disco Devil Came To Me tienen derecho a reclamar no sólo la devolución de su dinero, sino también los gastos que les ocasionase el desplazamiento al local y su regreso.

Ya somos 190.557