Santander Central Hispano comunica a más de un centenar de socios de FACUA que paraliza cautelarmente los créditos del 'caso Opening'

La Federación recuerda que la sentencia de Sevilla afecta aproximadamente al 95% de los 90.000 alumnos de las academias en toda España.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) informa que el Defensor del Cliente del banco Santander Central Hispano ha dado respuesta a las reclamaciones presentadas en representación de 115 de sus socios en Sevilla afectados por el caso Opening comunicando que la financiera "ha suspendido cautelarmente el cobro de las cuotas pendientes de su préstamo y no le ha incluido en sus ficheros de morosos".

FACUA considera que con esta medida, el Santander Central Hispano asume la sentencia y las medidas cautelares dictadas por la titular del Juzgado de Primera Instancia número 8 de Sevilla, que paralizan el pago de los créditos de los alumnos de Opening. Las cartas remitidas por el Defensor del Cliente de la citada entidad están fechadas entre el 12 y el 23 de junio, antes de que la jueza dictara la ejecución provisional parcial de la sentencia. La sentencia del caso Opening, dictada el pasado abril, ha sido recurrida por las financieras demandadas, Santander Central Hispano, BBVA Finanzia, Pastor Servicios Financieros y Eurocrédito.

FACUA recuerda que más del 95% de los cerca de 90.000 alumnos de Opening de toda España puede acogerse a las medidas cautelares y la sentencia dictada en Sevilla y dejar de pagar a las financieras. Los alumnos que deseen asesoramiento sobre sus derechos pueden llamar al Teléfono del Consumidor de FACUA, 954 90 90 90, o solicitarlo en la dirección de correo-e opening@facua.org. La sentencia y las medidas cautelares están a disposición de los usuarios en la web, FACUA.org/opening.

Según las estimaciones de FACUA, el precio medio de los cursos de Opening era de unos 1.500 euros, (aunque hay casos que superan los 3.000 euros), por lo que el importe de los créditos vinculados al pago de los mismos podría rondar los 135 millones de euros, teniendo en cuenta que una muy pequeña parte de los alumnos abonaba sus cursos al contado.

En su último auto, la jueza advierte a las financieras de sanciones económicas si siguen cobrando a los alumnos los créditos suscritos para la financiación de los cursos, intentan hacerlo mediante cualquier procedimiento o medio de presión o los incluyen en registros de morosos.

El auto, dictado el 23 de junio, indica que "servirá de autorización judicial expresa" para que los alumnos puedan "dejar de pagar las cuotas que les sean reclamadas" por las cuatro financieras demandadas e "inviabilizará reclamaciones judiciales dinerarias, incluso, coercitivas ejecutivas" por parte de éstas a los alumnos.

La jueza advierte a las financieras que se abstengan de "requerir el pago de cuotas o el importe del curso" a "todos los alumnos amparados por la sentencia o auto de medidas cautelares" así como de "incluirlos en el registro de morosos o proceda a cancelar su inclusión en dicho registro si ya lo hubiese hecho". El auto continúa advirtiendo que "para el caso de incumplimiento o desatención de lo que aquí se ordena, incurrirán en las responsabilidades coercitivas a que se pudiera dar lugar".

La demanda presentada en Sevilla en interés colectivo, conforme a la potestad que la Ley de Enjuiciamiento Civil otorga a las asociaciones de consumidores, afecta a casi la totalidad de los alumnos de los centros propios y franquiciados de Opening.

Tan sólo una pequeña parte de los afectados no puede acogerse a la sentencia y las medidas cautelares. Se trata de aquéllos que estén fuera del ámbito de protección de las federaciones de consumidores demandantes, esto es, que no contratasen los cursos en calidad de consumidores finales sino de empresarios o profesionales; quienes estén implicados en otros procedimientos judiciales individuales o colectivos por el caso Opening; o quienes suscribiesen créditos para la financiación de los cursos con entidades distintas a Santander Central Hispano, BBVA Finanzia, Pastor Servicios Financieros o Eurocrédito.

La sentencia dictada por la titular del Juzgado de Primera Instancia número 8 de Sevilla condena a Opening y las financieras a devolver con intereses todas las cantidades cobradas a los alumnos desde julio de 2002. Asimismo, insta a las entidades financieras "a abstenerse de futuro a realizar conductas encuadrables en la aquí enjuiciada o asimilables a la misma".

Ya somos 197.911