Restará importancia al volumen de consultas y reclamaciones gestionadas

El INC no valorará el número de socios al distribuir subvenciones a las asociaciones de consumidores

"Las organizaciones más representativas y útiles para la sociedad nos vemos claramente perjudicadas con este cambio de criterios", lamenta el portavoz de FACUA.

El Instituto Nacional del Consumo (INC) dejará de tener en cuenta el número de socios y restará importancia al volumen de consultas y reclamaciones gestionadas al determinar la cuantía de las subvenciones a los programas de fomento de las asociaciones de consumidores.

"Las organizaciones más representativas y útiles para la sociedad nos vemos claramente perjudicadas con este cambio de criterios", lamenta el portavoz de FACUA-Consumidores en Acción, Rubén Sánchez.

El número de socios era el criterio más valorado

El número de socios era hasta la fecha el criterio objetivo más valorado por el organismo del Ministerio de Sanidad, junto a la implantación territorial, en la concesión de esta línea de ayudas públicas a las que pueden concurrir todas las organizaciones de consumidores de ámbito estatal.

Por su parte, el volumen de consultas y reclamaciones pasará este año a tener la mitad de puntuación que en ejercicios anteriores (ver resolución de 2012). El INC incluso ha advertido a FACUA que está estudiando eliminar por completo este criterio de valoración.

El Instituto resta así importancia a una cuestión tan trascendente para determinar la utilidad y relevancia social de una organización de consumidores como el número de ciudadanos a los que haya atendido y el volumen de reclamaciones presentadas.

Acciones ante problemas individuales y fraudes masivos

Reclamaciones con las que se exige solución tanto a problemas individuales como a fraudes masivos, demandando a las empresas que den solución y pongan fin a los mismos y a las administraciones competentes que ejerzan su potestad sancionadora.

Acciones que son fruto de la información facilitada por los consumidores y de las acciones de control de mercado realizadas por las organizaciones. Y con las que además de potenciar acciones de las administraciones competentes, logran evitar que multitud de usuarios caigan víctimas de los fraudes denunciados o sean conscientes de los mismos, fomentando que reclamen en defensa de sus derechos.

"En lugar de eliminar o minimizar la importancia de dos cuestiones tan relevantes como el número de socios y la cantidad de consultas y reclamaciones gestionadas, el INC debería darles mayor ponderación y efectuar auditorías anuales sobre los datos que aportan las asociaciones de consumidores al concurrir a subvenciones públicas", reclama el portavoz de FACUA.

En los próximos meses, el INC dejará de existir como organismo autónomo y será fagocitado por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan). El organismo resultante se denominará Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan).

Ya somos 190.645