Bruselas acusa a 13 bancos de inversión de vulnerar reglas antimonopolio

Por haber alcanzado un acuerdo ilegal cuyo objetivo era impedir que operadores bursátiles entraran en el negocio de los derivados crediticios, como los seguros de impago de deuda (CDS, por sus siglas en inglés), entre 2006 y 2009.

La Comisión Europea ha acusado formalmente este lunes a 13 de los mayores bancos de inversión del mundo de vulnerar las reglas antimonopolio de la UE por haber alcanzado un acuerdo ilegal cuyo objetivo era impedir que operadores bursátiles entraran en el negocio de los derivados crediticios, como los seguros de impago de deuda (CDS, por sus siglas en inglés), entre 2006 y 2009.

Los bancos implicados -que han recibido un pliego de cargos del Ejecutivo comunitario y que se enfrentan a la amenaza de elevadas multas- son Bank of America Merrill Lynch, Barclays, Bear Stearns, BNP Paribas, Citigroup, Credit Suisse, Deutsche Bank, Goldman Sachs, HSBC, JP Morgan, Morgan Stanley, Royal Bank of Scotland y UBS.

La acusación también afecta también al principal proveedor de datos financieros en este mercado, Markit; y a la organización profesional que agrupa a las entidades financieras especializas en la negociación de derivados (ISDA).

"Sería inaceptable si los bancos de forma colectiva bloquearon a operadores bursátiles para proteger sus ingresos de las transacciones extrabursátiles de derivados crediticios", ha dicho el vicepresidente de la Comisión y responsable de Competencia, Joaquín Almunia.

"Las transacciones extrabursátiles son sólo son más caras para los inversores que las transacciones bursátiles, sino que también están más expuestas a riesgos sistémicos", ha criticado.

Entre 2006 y 2009, Deutsche Börse y el Chicago Mercantile Exchange intentaron entrar en el negocio de derivados crediticios y solicitaron a ISDA y Markit obtener las licencias necesarias para datos e índices de referencia.

Según la investigación preliminar de Bruselas, los bancos que controlaban estos organismos les instruyeron para que sólo les concedieran licencias para la negociación extrabursátil y no para negociación bursátil.

Varios bancos de inversión utilizaron además otros procedimientos para bloquear a los operadores bursátiles, como coordinar la elección de su cámara de liquidación.

"La conclusión preliminar de la Comisión es que los bancos actuaron colectivamente para bloquear a los operadores bursátiles porque temían que la negociación bursátil redujera sus ingresos de intermediarios en el mercado extrabursátil", ha explicado el Ejecutivo comunitario.

En 2013, el valor bruto de los casi dos millones de contratos activos de CDS superaba los 10 billones de euros, según Bruselas.

Los bancos acusados pueden presentar ahora las alegaciones en su defensa por escrito o solicitar una audiencia antes de que el Ejecutivo comunitario adopte una decisión final sobre posibles multas.

Ya somos 190.642