Relega la protección de los consumidores a un segundo plano

FACUA alerta de que la Ley de Unidad de Mercado fomentará paraísos regulatorios para las empresas

El texto aprobado en el Consejo de Ministros puede promover que las autonomías creen normas más laxas para atraer compañías.

FACUA alerta de que la Ley de Unidad de Mercado fomentará paraísos regulatorios para las empresas
FACUA denuncia que con la excusa de acabar con las trabas burocráticas y asegurar la libre circulación de bienes y servicios por todo el territorio nacional, se suprimirán requisitos garantistas y se desregulará la protección de los usuarios.

FACUA-Consumidores en Acción alerta de que el proyecto de ley de Unidad de Mercado aprobado este viernes en el Consejo de Ministros fomentará paraísos regulatorios para las empresas.

La asociación advierte de que, con esta normativa, cualquier producto o servicio producido al amparo de cualquier regulación autonómica podrá ser ofertado en todo el territorio nacional sin necesidad de trámite adicional.

FACUA denuncia que esta medida puede provocar que las autonomías acaben compitiendo entre sí para crear normas más laxas y atraer así a empresas que no estén de acuerdo con la protección al consumidor vigente en otros territorios.

La asociación critica que esta ley sitúe la llamada unidad de mercado por encima del actual modelo de Estado y opte por relegar la protección de los consumidores a un segundo plano.

Con la excusa de acabar con las trabas burocráticas y asegurar la libre circulación de bienes y servicios por todo el territorio nacional, se suprimirán requisitos garantistas y se desregulará la protección de los usuarios, denuncia FACUA.

La asociación advierte del absurdo que supondría que empresas multadas por no cumplir con la regulación acaben denunciando a la autoridad que les sancionó por obstaculizar la libre circulación o vulnerar la unidad de mercado, tal como prevé la regulación.

Vulnera las competencias autonómicas

FACUA considera que el texto, todavía pendiente de tramitación parlamentaria, vulnera las competencias exclusivas de las comunidades autónomas y de las entidades locales, especialmente las de protección de los consumidores y usuarios en Andalucía.

A pesar de que el Gobierno asegura que la ley está inspirada en el principio de licencia única y legislación de origen, que ya funcionan en el Mercado Único Europeo, FACUA señala que este texto rebaja aún más los límites de la propia Directiva de Servicios y de la normativa española que la traspuso.

La asociación se cuestiona en qué se basa el Ministerio de Economía y Competitividad para augurar los cuantiosos beneficios económicos que aseguraba en su informe sobre el anteproyecto de ley, y pone en duda la fiabilidad de unas cifras tan triunfalistas.

FACUA espera que los grupos parlamentarios tengan en consideración sus alegaciones durante el trámite parlamentario y eviten la entrada en vigor de una normativa confusa y ambigua que generará incertidumbre e inseguridad entre los consumidores.

Ya somos 188.764