El presidente de Ecuador pide a EEUU que devuelva a dos banqueros corruptos a los que da asilo

Se trata de los ex propietarios de Filancanco, condenados a ocho años de prisión por la Corte Nacional de Justicia ecuatoriana.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha denunciado la "doble moral internacional" y ha destacado al respecto que EEUU da asilo a los banqueros Roberto y William Isaías -ex propietarios de Filanbanco y condenados a ocho años de prisión por la Corte Nacional de Justicia- "y no nos los devuelven", mientras Edward Snowden "no lo está".

En una entrevista radiofónica recogida por Notimerica.com, el mandatario ecuatoriano denunció que "Estados Unidos dio asilo a los Isaías, que son prófugos de la justicia ecuatoriana; también le retiramos el pasaporte; y a diferencia de Snowden, tienen una sentencia, están condenados, Snowden no; se le busca para empezar a ser juzgado, pero los Isaías sí están condenados y no nos los devuelven. ¿Entonces, también nosotros vamos a amenazarlos (a Estados Unidos)? Todo es cuestión de fuerza", sentenció.

Al respecto señaló que EEUU "puede amenazar" porque "tiene la fuerza, no la razón", mientras Ecuador no puede hacerlo. "Es el gran desafío de la humanidad en el siglo XXI: que por fin el mundo se rija por la justicia, por la razón, no por la fuerza; Pero la justicia sigue siendo la conveniencia del más fuerte", señaló Correa.

El presidente de Ecuador insistió en que su país no ha buscado esta situación, aunque tampoco "la va a rehuir", pero reiteró que, "técnicamente" alguien que no esté en un territorio al que vaya a pedir asilo no lo puede solicitar. "Snowden ha pedido asilo a Ecuador pero no lo podemos tramitar mientras no se encuentre en territorio ecuatoriano", dijo.

Biden no le presionó aunque advirtió de deterioro de relaciones

Preguntado sobre la conversación telefónica que mantuvo recientemente con el vicepresidente de EEUU, Joe Biden, y tras señalar que ambos conversaron "muy cordialmente", Correa aseguró que Biden no le llamó "para presionar", y "si hubiera sido así, pues hubiera cortado la llamada", afirmó.

El presidente de Ecuador desveló que en la conversación, Biden le dijo que para EEUU se trataba "de un asunto muy grave" y le pidió que si Snowden llegaba a Ecuador "lo devolvieran inmediatamente".

"Yo le hablé del caso de los Isaías", que el vicepresidente de Estados Unidos conocía, y del que se limitó a señalar que "era diferente". "Yo le dije que sí lo era porque es más grave (el de los banqueros)", dijo Correa, quien explicó que sobre ese asunto no llegaron "a ninguna conclusión".

Según Correa, el vicepresidente de EEUU no le presionó "pero dijo que las relaciones bilaterales se iban a deteriorar fuertemente". "Es un factor que tomaremos en cuenta en el momento, si se da la situación de que tengamos que tramitar la solicitud de asilo del señor Snowden", concluyó el presidente ecuatoriano.

Ya somos 188.935