Bruselas registra por sorpresa sedes de varias 'telecos' por abuso de posición dominante en Internet

Siguiendo su práctica habitual, el Ejecutivo comunitario no ha desvelado el número ni la identidad de las compañías investigadas y tampoco ha dicho qué Estados miembros están afectados.

Funcionarios de la Comisión Europea han realizado inspecciones por sorpresa en las sedes en varios Estados miembros de empresas de telecomunicaciones activas en la prestación de servicios de conectividad en Internet ante las sospechas de abuso de posición dominante.

Siguiendo su práctica habitual, el Ejecutivo comunitario no ha desvelado el número ni la identidad de las compañías investigadas y tampoco ha dicho qué Estados miembros están afectados.

"La Comisión está preocupada por la posibilidad de que las empresas afectadas hayan vulnerado las reglas antimonopolio de la UE que prohíben el abuso de posición dominante", según ha explicado en un comunicado. De confirmarse las sospechas, Bruselas podría imponer a las compañías fuertes multas.

Durante las redadas, que tuvieron lugar el 9 de julio, los funcionarios de la Comisión estuvieron acompañados de sus homólogos de las respectivas autoridades nacionales de competencia.

El servicio de conectividad en Internet es según Bruselas crucial para el funcionamiento de la red y para que los usuarios finales puedan acceder al contenido de Internet con la necesaria calidad del servicio, independientemente de la localización del proveedor.

Las inspecciones por sorpresa son un paso preliminar en las investigaciones de prácticas contrarias a las normas de competencia. El hecho de que la Comisión las lleve a cabo no prejuzga el resultado final de las pesquisas.

No existen plazos legales para completar este tipo de investigaciones. Su duración depende de varios factores, como la complejidad de cada caso, el grado de cooperación de las compañías y el ejercicio del derecho de defensa.

Ya somos 190.641