Tal como recoge el Acuerdo por Andalucía

La PALT exige a PSOE e IU que declaren la comunidad andaluza libre de transgénicos

La plataforma cree que es el momento de abandonar los discursos y decir no a estos cultivos en el BOJA.

La Plataforma Andalucía Libre de Transgénicos (PALT), a la cual pertenece FACUA Andalucía, exige a la coalición de Gobierno integrada por PSOE e IULV-CA que aprueben la proposición no de ley presentada por esta última formación la pasada semana para prohibir los transgénicos en nuestro territorio.

Esta iniciativa, que previsiblemente será defendida el próximo mes de septiembre, ha sido elaborada desde diferentes ámbitos –el consumo, la política, los productores– y ha contado con la colaboración de la PALT.

Desde la plataforma instan a la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente a que establezca de forma inmediata los instrumentos jurídicos para la adopción de esta medida.

La PALT recuerda que, además de IU, el PSOE ha manifestado también en el Parlamento de Andalucía su apuesta "por un medio rural vivo y por un cultivo de semillas libres de modificaciones genéticas", en palabras de la portavoz socialista en la Comisión de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente del Parlamento de Andalucía, Josefina Vioque.

Para la plataforma, ha llegado el momento de abandonar los discursos de buenas intenciones y decir no a los transgénicos en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA).

La presentación de esta propuesta se da tras un periodo de trabajo que pretendía situar en la agenda política de Andalucía la cuestión de los transgénicos y solicitar la moratoria del estos cultivos, tal y como se recoge en el Acuerdo por Andalucía firmado entre IU y PSOE durante 2012.

El contenido de la proposición

La iniciativa ha basado sus argumentos en el Documento de reflexión para una moratoria de transgénicos en Andalucía, elaborado por la PALT con la vocación de ser una herramienta de lucha por una alimentación sana, segura, de calidad y sostenible, que sólo es posible sin transgénicos.

Para ello, y tal como se recoge en el texto, "es necesario que se activen los mecanismos políticos, administrativos y legales que obran en poder del gobierno autonómico, para iniciar un proceso a corto-medio plazo, en diálogo con la sociedad civil, que lleve a que Andalucía sea una Zona Libre de Transgénicos completa, tanto en el cultivo como en las importaciones".

La proposición no de ley insta al Gobierno de Andalucía a defender y poner en marcha mecanismos políticos, administrativos y legales que obran en poder del gobierno autonómico para prohibir los cultivos transgénicos en espacios naturales protegidos y en zonas donde la producción ecológica tiene una presencia importante, así como interés social y económico.

Además, plantea la necesidad de prohibir los ensayos experimentales con cultivos transgénicos en territorio andaluz, en especial el maíz transgénico NK603 y el trigo transgénico, el cultivo del maíz MON810 y patata Amflora.

La propuesta insta a vetar las importaciones a corto o medio plazo de materias primas y alimentos transgénicos, principalmente soja y maíz para alimentación animal.

La iniciativa plantea la necesidad de incluir en la interlocución entre la Junta de Andalucía y las organizaciones agrarias el debate sobre los transgénicos y la voz de las personas consumidoras con la creación de una comisión de trabajo y control de la prohibición realizada que garantice, al mismo tiempo, el seguimiento de la hoja de ruta.

Ya somos 188.948