Microsoft colaboró con la NSA en sus programas de espionaje

Ayudó a evitar su propio sistema de encriptado con el fin de que la agencia pudiera tener acceso a los chats en el portal Outlook.com y al almacenamiento en la nube SkyDrive.

Microsoft ha colaborado estrechamente con los servicios de Inteligencia de Estados Unidos, incluida la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), para permitir que pudieran acceder a las comunicaciones de sus usuarios, según ha revelado este jueves The Guardian, en base a documentos secretos facilitados por el ex analista Edward Snowden.

De acuerdo con dichos documentos, Microsoft ayudó a la NSA a evitar su propio sistema de encriptado con el fin de que la agencia pudiera tener acceso a los chats en el portal Outlook.com. Además, la agencia tenía acceso al correo dicho portal, incluido Hotmail, antes de que éste fuera encriptado.

Por otra parte, Microsoft trabajó este año con el FBI para permitir a la NSA un acceso más fácil a través del programa Prism a su servicio de almacenamiento en la nube SkyDrive, que actualmente tiene más de 250 millones de usuarios en todo el mundo.

Según The Guardian, la empresa fundada por Bill Gates también trabajó con la Unidad de Intercepción de Datos del FBI para "entender" el potencial de la herramienta de Outlook.com que permite a los usuarios crear alias de correo electrónico.

Además, en julio del año pasado, nueve meses después de que Microsoft comprara Skype, la NSA creó una nueva capacidad que triplicó la cantidad de videollamadas que podía almacenar a través de Prism.

Todo el material recabado a través de este programa es compartido de forma rutinaria tanto con el FBI como con la CIA. Según el diario británico, los últimos documentos facilitados por Snowden proceden de la división de Operaciones de Fuentes Especiales (SSO) de la NSA, a la que el ex agente de la CIA ha calificado como la "joya de la corona" de la agencia, ya que es la responsable de todos los programas destinados a los sistemas de comunicación a través de asociaciones con empresas, como Prism.

Versión de Microsoft

En un comunicado remitido a The Guardian, Microsoft ha defendido que la compañía toma su "compromiso con los clientes y el cumplimiento de la ley de un modo muy serio" y tiene "principios claros" que rigen su respuesta ante las peticiones por parte del Gobierno de "información de clientes, tanto por las fuerzas de seguridad como por cuestiones de seguridad nacional".

Así, la empresa asegura que "solo ofrecemos datos de los clientes en respuesta a procesos legales" y, tras analizar las peticiones, "las rechazamos si consideramos que no son válidas".

Por otra parte, ha dejado claro que no responden al "tipo de órdenes en blanco de las que ha estado hablando la prensa en las últimas semanas". Microsoft ha explicado que cuando actualiza sus productos "las obligaciones legales pueden en algunas circunstancias exigir que mantengamos la capacidad de suministrar información en respuesta a las peticiones" gubernamentales.

En este sentido, ha expresado su "deseo de poder hablar más libremente" sobre esta cuestión, de ahí su petición de "transparencia adicional".

Por su parte, los portavoces del director de Inteligencia Nacional y de la NSA han incidido en que los artículos a los que se refiere el diario "describen vigilancia por orden judicial y los esfuerzos de las empresas estadounidenses por cumplir con estas peticiones legalmente vinculantes". "Estados Unidos opera sus programas bajo un estricto régimen de supervisión, con una cuidadosa vigilancia por los tribunales, el Congreso y el director de Inteligencia Nacional", han precisando, argumentando que "no todos los países tienen requisitos equivalentes de supervisión para proteger las libertades civiles y la privacidad".

Ya somos 188.941