La PALT exige a la Junta de Andalucía que inste a Cañete a prohibir los transgénicos

La petición viene precedida de la renuncia por parte de la multinacional Monsanto, líder del mercado de semillas, a introducir transgénicos nuevos en la Unión Europea.

La Plataforma Andalucía Libre de Transgénicos (PALT), de la que forma parte FACUA Andalucía, ha pedido a la Junta de Andalucía que inste al ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, a prohibir los transgénicos, tal y como lo han realizado en once países europeos, entre ellos Alemania, Francia e Italia.

La petición se une a la presión y denuncia que desde hace años está ejerciendo la sociedad andaluza y que a principios de julio dio un nuevo paso a través de una Proposición No de Ley que insta al Gobierno de Andalucía a defender y poner en marcha mecanismos políticos, administrativos y legales que obran en poder del gobierno autonómico para prohibir los cultivos transgénicos en espacios naturales protegidos y en zonas donde la producción ecológica tiene una presencia importante, así como interés social y económico.

Igualmente, dicha proposición pretende eliminar los ensayos experimentales con cultivos transgénicos en territorio andaluz, haciendo especial hincapié en el maíz transgénico NK603 y trigo transgénico; el cultivo del maíz MON810 y patata Amflora; las importaciones, a corto-medio plazo, de materias primas y alimentos transgénicos, principalmente soja y maíz para alimentación animal.

La inclusión en la interlocución entre la Junta de Andalucía y las organizaciones agrarias del debate sobre los transgénicos y la voz de las personas consumidoras, así como la creación de una comisión de trabajo y control de la prohibición realizada que garantice, al mismo tiempo, el seguimiento de la hoja de ruta es otro punto a conseguir con esta proposición.

Por su parte, José Manuel Madero, el presidente y director ejecutivo de la multinacional Monsanto para Europa, que cultiva el maíz transgénico MON 810, afirmaba a Reuters que retirarían "todas las peticiones pendientes de aprobación para sembrar nuevos tipos de cultivos transgénicos en la Unión Europea, debido a la falta de perspectivas comerciales para la tecnología en la región". 

De esta forma, y según la compañía, la decisión le permitirá concentrarse en su negocio de semillas convencionales en Europa, así como asegurar la aprobación en este continente para importar sus variedades transgénicas. Sin embargo, la compañía dijo que no retirará su solicitud para renovar la aprobación de su maíz MON 810, el único cultivo transgénico que se cultiva actualmente en forma comercial en Europa, siendo España el único país en la Unión que los cultiva a gran escala.

La PALT advierte que Monsanto, con la complicidad de muchos gobiernos europeos y la Comisión Europea, juega al despiste y lanza esta nueva estrategia comercial, es decir, no registra nuevos transgénicos en Europa por el rechazo de las personas consumidoras y productoras, pero sigue cultivando en España el maíz MON 810 y presiona para que se vayan aprobando cada vez más transgénicos para la importación.

La plataforma recuerda que Monsanto produce el 90% de los transgénicos consumidos y es líder mundial en el mercado de semillas. Su nombre, añade, está constantemente vinculado a polémicas cuando se habla de patentes, apropiación del conocimiento y manipulación de datos científicos.

Ante esta situación, la iniciativa de la sociedad andaluza ha basado sus argumentos en el Documento de reflexión para una moratoria de transgénicos en Andalucía, elaborado por la PALT con la vocación de ser una herramienta de lucha por una alimentación sana, segura, de calidad y sostenible, que sólo es posible sin transgénicos.

Para ello, y tal como se recoge en el texto, "es necesario que se activen los mecanismos políticos, administrativos y legales que obran en poder del gobierno autonómico, para iniciar un proceso a corto-medio plazo, en diálogo con la sociedad civil, que lleve a que Andalucía sea una Zona Libre de Transgénicos completa, tanto en el cultivo como en las importaciones".

Ya somos 188.764