El adelanto es independiente de las responsabilidades que se devenguen

FACUA insta a Renfe a pagar cuanto antes los anticipos a los afectados por la tragedia de Santiago

Las víctimas y sus familiares tienen derecho a recibir en menos de 15 días hasta 21.000 euros de forma proporcional a la indemnización por fallecimiento o lesiones.

FACUA insta a Renfe a pagar cuanto antes los anticipos a los afectados por la tragedia de Santiago
FACUA espera que Renfe muestre la sensibilidad suficiente hacia las familias en estos duros momentos y no agote el plazo. | Foto: Contando Estrelas (CC BY-NC 2.0)

FACUA-Consumidores en Acción insta a Renfe a que abone cuanto antes los anticipos de la indemnización a la que tienen derecho los familiares y víctimas del descarrilamiento de Santiago.

La operadora dispone de un plazo de 15 días tras la identificación de los afectados en el accidente para pagar hasta 21.000 euros como anticipo proporcional a las compensaciones que se determinen.

FACUA espera que Renfe muestre la sensibilidad suficiente hacia las familias en estos duros momentos y no agote este plazo para que éstas puedan afrontar las necesidades económicas que les surjan.

La asociación reitera su solidaridad con los afectados y sus allegados, a los que ofrece el número 954 90 90 90 y los teléfonos de sus organizaciones territoriales en caso de que necesiten de su asesoramiento o colaboración.

FACUA señala que el artículo 13.1 del Reglamento 1371/2007 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de octubre de 2007, sobre los derechos y las obligaciones de los viajeros de ferrocarril, establece que "en caso de que un viajero muera o resulte herido, la empresa ferroviaria (...) abonará sin demora, y en cualquier caso a más tardar 15 días después de que se haya identificado a la persona con derecho a indemnización, los anticipos necesarios para atender a las necesidades económicas inmediatas, de forma proporcional a los daños sufridos".

No implica el reconocimiento de responsabilidades

FACUA advierte de que este anticipo "no constituirá reconocimiento de responsabilidad y podrá deducirse de cualquier suma que se abone posteriormente", según el apartado 3 del mismo artículo, y salvo excepciones, "no dará lugar a reembolso".

La asociación indica que el cobro de estas cantidades es compatible con cobrar otras procedentes de otros seguros contratados, sean estos por parte de la compañía o por la de los propios viajeros.

FACUA recuerda que el precio del billete incluye un seguro obligatorio de accidentes. En el caso de Renfe, ésta lo tiene contratado con la aseguradora Allianz, la encargada de indemnizar a los viajeros que sufran daños corporales en un accidente ocurrido con ocasión de desplazamientos del transporte ferroviario.

Renfe debe habilitar un sistema de tramitación de reclamaciones

FACUA señala a los afectados que deben dirigir en cualquier caso sus reclamaciones a Renfe, que debe dar una respuesta en el plazo de un mes o indicar otra fecha dentro un plazo máximo de tres meses siempre que lo justifique.

La normativa europea establece además que las empresas ferroviarias, en este caso Renfe, deben establecer un sistema de tramitación de reclamaciones y ofrecer a los viajeros "amplia información sobre la forma de ponerse en contacto con la empresa ferroviaria y sobre su lengua o lenguas de trabajo".

FACUA recuerda a Renfe que está obligada a informar públicamente en su web y en la de la Agencia Ferroviaria Europea del número y tipo de las reclamaciones recibidas y de las reclamaciones tramitadas, el tiempo de respuesta y las eventuales medidas de mejora adoptadas.

Responsabilidades

La asociación aclara que la normativa europea prevé actualmente hasta 74.025 euros de importe máximo para las indemnizaciones correspondientes al seguro obligatorio de viajeros cuando, como en el caso de España, la legislación nacional establezca cuantías inferiores.

No obstante, recuerda FACUA, las indemnizaciones podrán verse ampliadas a través del seguro de responsabilidad civil, suscrito por Renfe con QBE Insurance Europe Limited. Para ello, primero habrán de dilucidarse las responsabilidades.

En ese sentido, FACUA espera que los hechos sean debidamente investigados y que el Gobierno y Renfe aclaren con el máximo rigor y detalle las causas del accidente para que, en caso de que existan responsabilidades, éstas sean debidamente depuradas.

Ya somos 188.947