Cruce de acusaciones

Rumbo señala que fue Ryanair quien subió los precios para volar a Santiago tras el accidente

La agencia ha indicado en un comunicado que la aerolínea de bajo coste es la única que puede incidir sobre las tarifas de sus vuelos.

Rumbo, agencia de viajes on-line, ha asegurado en un comunicado que los precios de los billetes de avión para viajar con la compañía Ryanair a Santiago de Compostela tras la tragedia ferroviaria del 24 de julio fueron incrementados por la propia compañía aérea.

La agencia niega las acusaciones realizadas por la aerolínea de bajo coste en las que se le acusaba de incrementar los importes de los viajes a Santiago a raíz del accidente de tren y recalca que “no existe para las agencias de viajes ninguna posibilidad de incidir sobre las tarifas de los vuelos”.

En el comunicado se indica que “Rumbo, como agencia de viajes, se dedica a intermediar entre las compañías aéreas y el cliente final, aportándole a este último un servicio de comparación y reserva, es decir, tanto la disponibilidad de plazas como las tarifas de las mismas son las publicadas por las compañías aéreas”. Y añade que “es evidente que la afirmación en la que se acusa a Rumbo de incrementar sus precios tras el trágico accidente de Santiago, no es verdad. Nos apena profundamente que se pretenda desprestigiar la imagen de nuestra compañía aprovechando una desgracia de estas dimensiones”.

Rumbo y Ryanair llevan años de enfrentamiento. La aerolínea intentó evitar que las agencias on-line comercializasen sus billetes. Una sentencia emitida por el Tribunal Supremo esta primavera, que es firme y tiene carácter definitivo, otorga a las agencias a vender vuelos de Ryanair.

La noticia la destapó el diario El Mundo al explicar el caso de una pareja que el día posterior al accidente formalizó a través de Rumbo la compra de dos billetes de avión con Ryanair para Santiago de Compostela. Al no recibir la confirmación, contactaron con la agencia de viajes online y se sorprendieron al observar que los billetes casi se habían duplicado. Ryanair había culpado a Rumbo del incremento de los pasajes. 

Ya somos 190.564