FACUA informa que Renault revisará 22.000 Laguna en España al detectar un fallo en el ABS y el ESP

Se trata de unidades fabricadas entre julio de 2001 y mayo de 2002.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) informa que unas 230.000 unidades del Renault Laguna fabricadas entre julio de 2001 y mayo de 2002, de las que en torno a 22.000 se vendieron en España, pasarán revisión gratuita al detectarse una posible deficiencia en el dispositivo electrónico que controla el sistema antibloqueo ABS y el control de estabilidad ESP.

En algunos de estos coches se ha detectado un problema de infiltración de agua en el dispositivo electrónico que controla el sistema anti-bloqueo de ruedas ABS y el control de trayectoria ESP. De todos esos automóviles que van a ser revisados en los talleres del fabricante francés, 86.000 se vendieron en Francia, 26.000 en Alemania, 22.000 en España y otros tantos en el Reino Unido, según explicó a la agencia EFE un portavoz de Renault.

Según la firma, el problema consiste en que la infiltración de agua en el dispositivo electrónico puede dejar fuera de servicio el ABS o el ESP pero en caso de producirse, la avería sería señalada por los testigos del cuadro de mandos.

El defecto de la caja de control tendría que ver con una mala ubicación de los cables o con su falta de impermeabilidad y la revisión durará aproximadamente una hora y 20 minutos. Esa revisión incluirá la comprobación de si ha entrado agua en el dispositivo, en cuyo caso se sustituirá, mientras que si eso no ocurre, se aplicará una especie de cola para garantizar su impermeabilidad.

Las cartas para avisar a los propietarios de los automóviles concernidos ya han empezado a enviarse en algunos países, y en Francia el proceso comenzará desde los primeros días de octubre. Como el problema deriva de errores en componentes aportados por proveedores de Renault, éstos asumirán los gastos de la revisión.

Renault anunció recientemente una revisión de 110.000 Laguna en todo el mundo con motor de gasolina en los que se procederá al cambio del software de su motor, en el que se han detectado fallos al ralentí. En este segundo caso, se trata de modelos de gasolina con motores de 1,6 litros fabricados entre enero de 2001 y septiembre de 2002; de 1,8 litros fabricados entre mayo de 2001 y julio de 2002; y de 2 litros fabricados entre mayo y octubre de 2002.

Hay vehículos que deberán someterse a ambas revisiones, aunque cada una de ellas se hará por separado, comentó el fabricante, que insistió en que se trata de partes muy distintas.

Ya somos 198.331